A pesar de la falta de presupuesto, “en máximo 3 meses tendremos resultados de prueba preclínica que hacemos en 4 especies animales para no perder tiempo”, rescató la Rectora García Gasca.

La ciencia como tal no impone obstáculos; sin embargo, el entorno presenta a las mujeres complicaciones ligadas a estereotipos que dificultan el camino de las investigadoras.

Los PM2.5 y PM10 son partículas capaces de ingresar profundamente y permanecer en los pulmones, e incluso en el torrente sanguíneo.

La ONG internacional detectó cantidades superiores de PM10, PM2.5, Ozono y Monóxido de Carbono en el aire de la capital estatal.

El Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático consideró que durante 2015 el sistema de monitoreo queretano “generó poca información”.

La obesidad no sólo aumenta las probabilidades de cáncer de mama, también aumenta el riesgo de que, si ya padecen esta enfermedad, desarrollen síndrome metabólico.

Tener información en tiempo real del movimiento de la tierra es determinante para la creación de mapas de riesgo, auxiliares elaboración de planes de contingencia y en la planeación urbana.

Para una restauración ecológica se requiere de diversidad, por ello sembrar arbustos y cactáceas es tan necesario como plantar árboles.

Los SCALL, a cualquier escala, contribuyen a un manejo efectivo de los recursos hídricos y además reducen las inundaciones.

Rodrigo Rafael Velázquez Castillo, académico titular del proyecto en la UAQ, explicó que se trata de un material con composición química casi idéntica a la tienen naturalmente los huesos; lo cual es esencial para que propicie la regeneración biológica del tejido óseo.

El valor de referencia es la temperatura corporal “normal” de 37 grados. Por lo tanto cuando la piel registra una temperatura superior a la misma, el hipotálamo reacciona con ciertos mecanismos para disminuirla, el más evidente es el sudor

Página 1 de 3

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com