Domingo, 14 Febrero 2021 00:00

Taylor swift contra la injusticia en la industria musical Featured

Written by Rick Trejo

¿Por qué es tan importante conocer esto? Bueno, pues el caso de Taylor es uno de tantos que hay en la industria musical. Son pocos los sellos discográficos los que permiten que los artistas sean dueños de su propio trabajo.

Se viene época de San Valentín, una fecha empalagosa en donde se celebra el concepto del amor. Cabe recalcar que es un San Valentín raro, pues tenemos que vivirlo en pandemia y con riesgo de contagio al tacto, por lo que es poco probable que se nos antojen los abrazos como en años anteriores. Pero no todo es tan malo como parece, porque ¿acaso hay mejor manera de sentir la fiebre pasional de los amantes si no es con uno de los discos más tiernos y dulces de la historia? Y es que hoy despertamos con la noticia de que Taylor Swift relanzará la nueva versión de Fearless en vísperas del día de los enamorados, el álbum que le concedió su primer Grammy, el cuál contendrá 6 canciones nuevas que acompañarán la nueva versión de las canciones de su segundo trabajo discográfico.

Si se preguntan por qué Taylor está relanzando un álbum de 2008, aquí va la respuesta: Hace algunos años Big Machine Records, el sello discográfico que acogió a Taylor desde su primer álbum homónimo, vendió los derechos de la compañía a Scooter Braun, quien es conocido por ser el representante de celebridades de talla mundial como Justin Bieber y Ariana Grande, y que en repetidas ocasiones ha tenido enfrentamientos con Taylor Swift.

El caso es que, ahora que Scooter tiene como posesión los derechos de Big Machine Records, también es dueño de 6 proyectos discográficos de Taylor, lo que suma más de la mitad de toda su discografía. Esto le impide a la cantante hacer uso de sus propias canciones, a menos que Scooter lo permita. Taylor comentó en una entrevista que ella intentó comprar los masters de su trabajo, a lo que Scooter accedió bajo la condición de que estipulara en un contrato que jamás mencionaría su nombre, pero Taylor le respondió con un rotundo no. Por eso, la única manera en la que Taylor pueda volver a ser dueña de su propia música sin que Scooter Braun se beneficie de ello, es regrabando todos sus discos, desde Taylor Swift hasta Reputation.

¿Por qué es tan importante conocer esto? Bueno, pues el caso de Taylor es uno de tantos que hay en la industria musical. Son pocos los sellos discográficos los que permiten que los artistas sean dueños de su propio trabajo, pues de esta manera las disqueras aseguran los ingresos de las grabaciones si el artista decide cambiarse de compañía.

Desde antes ha habido movilizaciones al respecto, abogando por los derechos de los artistas, con el fin de que los contratos les permitan, de manera justa, ser poseedores de sus propias canciones. Uno de los casos conocidos fue el de Kesha, una cantante que dominaba las listas de pop en 2011, reconocida por éxitos como Tik Tok y We R Who We R. A mediados de la década pasada, Kesha demandó a su productor, Dr. Luke, por abuso sexual. Tras años de batalla legal, Kesha perdió el caso, y aunque ha cambiado de sello, Dr. Luke se sigue beneficiando de las canciones de los primeros discos de la cantante, debido a que estos pertenecen a la disquera, y no a Kesha.

Esta semana se estrenará el primer sencillo de Fearless: The Taylor Swift versión, que no sólo les traerá alegría a los fanáticos, ni mucho menos se tratará de una simple canción más para la época. Love Story (Taylor Swift Versión), es considerada por muchos como un símbolo de justicia, y el primer paso que dará Taylor para recuperar lo que antes era suyo y, a la vez, cimentar el camino para que la nueva generación de artistas se adueñe de su música.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com