Lunes, 02 Noviembre 2020 12:58

Con altar, colectivas recuerdan a víctimas de violencia feminicida

Written by Susana Ramos

El altar —además de ser un acto conmemorativo— se convirtió en una protesta ante el gobierno al no contar con su apoyo para el proyecto.

“En las marchas feministas siempre decimos que no estamos todas, pero por un día nos podemos unir y hacer que estemos todas, aunque sea espiritualmente”, destacó Isabella Rebouloir, activista y miembro de la colectiva Hijas de la Corregidora, organizadoras del altar de muertos dedicado a las víctimas de feminicidio que fue puesto en el Centro Histórico de Querétaro.

La colectiva lanzó una convocatoria a todas las mujeres —feministas o no— a participar en la creación de un altar de muertos en Plaza de Armas para conmemorar a aquellas que han sido víctimas del feminicidio y dar visibilidad a la situación actual del país en materia de seguridad. “Ahorita que estamos en la pandemia del COVID, todo mundo está preocupado porque mueren muchas personas al día, pero y ¿qué pasa con nosotras las mujeres? cuántas veces no escuchamos que desaparecen mujeres, que son violadas, que son asesinadas. Para nosotras también es como una plaga”, explicó Isabella.

Según el último informe del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), hasta finales el mes de septiembre se registraron un total de 2 mil 854 asesinatos de mujeres a lo largo de la república en el presente año, de los cuales sólo 704 se consideraron feminicidios y cuatro de ellos se dieron en el estado de Querétaro.

Como parte de la conmemoración en la fecha del día de muertos, la colectiva decidió colocar lápidas con los nombres de las víctimas de feminicidio de este año a lo largo del Acueducto de Querétaro. Horas después —pese a no contar con el permiso gubernamental— colocaron el altar con fotografías, pinturas, textos y ofrendas dedicadas a las asesinadas y desaparecidas de México. Isabella mencionó que algunos familiares de víctimas se acercaron a ellas para pedir un espacio en el altar, la colectiva aceptó la propuesta sin importar cuánto tiempo haya pasado desde su pérdida.

Al anochecer, las asistentes participaron en la ceremonia de encendido de veladoras y un minuto de silencio, seguido por un acompañamiento con las medidas pertinentes ante la contingencia. Las asistentes recibieron una charla preventiva sobre el perfil de un feminicida, impartida por Claudia Sandoval, psicoterapeuta clínica que se presentó como voluntaria para la ceremonia. “Cada quien aportó con lo que pudo, algunas pintaron cuadros, hay otras que escribieron; cada quien lo hizo muy suyo, las hizo sentir muy identificadas”, enfatizó la activista.

La convocatoria atrajo la atención de muchas mujeres que decidieron apoyar con materiales para el altar o depositaron dinero en las cuentas bancarias de la colectiva. Se lograron juntar más de 500 pliegos de papel picado, alrededor de 70 flores de cempasúchil y 40 veladoras.

El altar —además de ser un acto conmemorativo— se convirtió en una protesta ante el gobierno al no contar con su apoyo para el proyecto. Isabella destaca que después de pedir permiso a la Secretaría de Salud del Estado de Querétaro, la delegación del Centro Histórico y Protección Civil, todos les negaron la autorización del evento. “Tampoco estamos pidiendo permiso, esto es una problemática que si ellos no le dan la importancia que se merece, nosotras si se la vamos a dar y es necesario darle visibilidad”, expresó.

La mitad de las mujeres que participaron ni siquiera son feministas, porque claro que nos duele que estén matando a todas como si nada y que se ha normalizado, queremos estar seguras y que esto sea un recordatorio de que no estamos solas”, concluyó Isabella.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com