Miércoles, 16 Diciembre 2020 04:11

Clientes sin cubrebocas, lo más difícil del regreso a trabajar: tianguista

Written by Ismael Moreno

En cuanto a la afluencia de gente en el tianguis no hubo un descenso, pero representaba un reto que siguieran las medidas de higiene.

El que los clientes ignoren las medidas de sanidad impuestas por las autoridades es el problema más recurrente que sufren los comerciantes, destacó Carmen, tianguista de El Marqués, quien señaló que el gremio ha tomado todas las medidas necesarias; sin embargo, han detectado gente sin cubrebocas o que no toman gel antibacterial.

El sector tianguista ha sido de los más afectados por la pandemia de COVID-19. En lo que va del año, se limitaron los comercios a aquellos esenciales, otros más fueron suspendidos de manera indefinida y ya en la nueva normalidad se han aplicado horarios más estrictos; como ejemplo está la capital, donde a las 20:00 horas deben dejar de vender y recoger en máximo una hora.

Carmen —quien tiene su puesto de juguetes en El Marqués— señaló que en el tianguis donde pone su puesto solo duró una semana sin trabajar pues fue contactada por la coordinadora y le informaron que podía ponerse un puesto por giro, siempre y cuando cumplieran las medidas sanitarias. “Todos con guantes, todos con gel, sanitizante, con carteles diciendo que usaran cubrebocas”.

A diferencia de la mayoría de los comerciantes, para Carmen el trabajo y las ventas aumentaron al ser el único puesto de juguetes, pues comentó que antes de la contingencia eran cerca de 50 los puestos que vendían lo mismo que ella. “Yo vendía prácticamente todo lo de mi puesto, sí vendía un 80 por ciento de mi puesto”.

También comentó que una vez que regresaron la mayoría de los puestos a trabajar en la nueva normalidad, constantemente había gente de Protección Civil, policías municipales, entre otras autoridades para verificar que cumplieran con las medidas sanitarias.

En cuanto a la afluencia de gente en el tianguis no hubo un descenso, pero representaba un reto que siguieran las medidas de higiene: “Aquí con lo que más se batalla es con los clientes, ellos no traen cubrebocas, no usan gel”.

Por otra parte, el apoyo económico que dio Municipio dijo que no lo solicitó, pues se enteró cuando ya lo habían entregado; sin embargo, de haberlo recibido hubiera sido de mucha ayuda puesto que los insumos para mantener limpio su puesto no son baratos.

Para esta temporada Carmen espera que suban las ventas una vez que la gente empiece a recibir su aguinaldo, pues es cuando comienzan las compras navideñas. También declaró que están buscando un permiso con Protección Civil para ampliar el horario, pues trabajan desde las 11:00 a las 20:00 horas y en estas fechas la derrama económica aumenta en especial en los negocios como el que ella tiene.

Panorama complicado

En contraparte, Teresa de Jesús, coordinadora del tianguis en la colonia El Rocío, recordó que han sido meses complicados, pero incluso afectó de la misma manera a sus compañeros, pues durante la contingencia se les permitió solamente a puestos de comida seguir con sus actividades.

De esta manera, aquellos negocios del giro de ropa, juguetes, bisutería (entre otros) quedaron de lado mientras se evaluaba cómo y en qué condiciones regresarían para que el riesgo de contagio fuera menor.

“Nosotros seguimos trabajando, usamos cubrebocas, caretas, le pusimos plásticos a los puestos para que nos dejen ponernos” Estas medidas implementadas por autoridades como Protección Civil han permitido a los tianguistas seguir laborando como lo han hecho desde hace tiempo.

Lo que cambió de manera drástica fueron las ventas, pues según Teresa sus ventas bajaron hasta un 50 por ciento de lo que vendía antes de que iniciara la contingencia. “Mis ventas bajaron, a veces vendo la mitad de lo que antes vendía, la gente casi no viene, cuidan su dinero porque muchos se quedaron sin trabajo o tienen a alguien enfermo y prefieren no salir” declaró.

Es importante mencionar que —según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)— el 48.8 por ciento de la población (15.3 millones de personas) trabajan de manera informal; es decir, que no cuentan con prestaciones de ley. Por lo que casi la mitad de los mexicanos al reporte del 29 de abril tenía un empleo con seguridad social.

Esta semana también Rocío Alvarado Ramírez, presidenta de la Federación de Comerciantes, Locatarios Establecidos y Prestadores de Servicios (Fecopse) solicitó a los gobiernos de Cadereyta de Montes y Ezequiel Montes que permitieran a tianguistas foráneos —de otras demarcaciones del estado— instalarse de nueva cuenta, pues con la pandemia las administraciones les suspendieron este permiso.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com