Lunes, 15 Marzo 2021 00:00

Ventajas de la virtualidad deben mantenerse tras pandemia: Rodrigo Castañeda

Written by Kevyn Mascott

“Hemos ido aprendiendo cómo puedo trabajar esto o cómo puedo sentirme menos cansado haciendo esto otro (...) no puedes estar ahí pegado a la silla porque lo único que vas a hacer es cansarte”, reconoció sobre lo que en últimos meses se le ha conocido como “fatiga de Zoom”.

Sería “tonto” desechar los aprendizajes de la educación y trabajo en línea una vez que acabe la pandemia, consideró Rodrigo Castañeda Aguilera, maestro en Literatura Digital y Textualidades Electrónicas. Si bien reconoció que aún hay efectos negativos en la virtualidad, como una mayor fatiga y problemas de conectividad, son cuestiones que deberán trabajarse sobre la marcha.

“Hemos ido aprendiendo cómo puedo trabajar esto o cómo puedo sentirme menos cansado haciendo esto otro (...) no puedes estar ahí pegado a la silla porque lo único que vas a hacer es cansarte”, reconoció sobre lo que en últimos meses se le ha conocido como “fatiga de Zoom”, la cual explica a través de la excesiva atención que debe prestarse en este tipo de encuentros: “toda esta interacción digital a través de la pantalla requiere que nosotros pongamos más atención de la que ponemos cuando estamos en vivo. Antes sí hacíamos contacto visual, pero iba de un lado a otro, no teníamos que estar manteniendo la mirada de la otra persona constantemente. Cuando estamos en Meet, por ejemplo, tenemos que estar manteniendo esa mirada”.

Pero señaló que —en el ámbito productivo— mantener el trabajo en casa traerá beneficios si se aplica adecuadamente: “En la oficina hay 20 mil cosas que te van a distraer, mucho más que las que puedes tener en tu casa. Si tienes la responsabilidad de trabajar desde casa, entiendes que hay un momento para sentarte y trabajar”.

Al mismo tiempo, enumeró que en lo social habrá una reducción de la movilidad, lo cual se traduce en una mejor calidad del aire; en el caso de los trabajadores tendrán la oportunidad de trabajar en casa y sin estrés. Finalmente, del lado de las empresas, se disminuyen gastos operativos en el edificio.

No obstante, el también docente de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) recordó otro debate que está abierto: el de la privacidad. Es así como en diversos trabajos e instituciones educativas se ha obligado a las personas a mantener prendida su cámara, una medida considerada invasiva al espacio personal: “Yo no tengo porque mostrarles mi casa, mi espacio, la Constitución me ampara al respecto. Cuando estás en tu espacio de repente vas a tener que atender otra cosa, lo que se conoce como el multitasking”.

Estudiantes activos

Rodrigo Castañeda enfatizó que desde hace tiempo el papel del docente cambió de “poseedor de la verdad” a “facilitador del conocimiento”, por lo que ahora es responsabilidad de los estudiantes tomar un rol activo en su formación, especialmente con las aulas virtuales. “No podemos contener esa jerarquía [del aula tradicional] porque requiere que los alumnos empiecen a trabajar proactivamente en su educación. Ellos se hacen responsables y el maestro toma esta figura de asesor”, aclaró al respecto.

Al mismo tiempo, el especialista en tecnologías de la información reconoció que en adolescentes deben sumarse algunos problemas como depresión o ansiedad, sumado a la frustración por no comprender en su totalidad los contenidos de las clases. Es este el reto que queda por atender en materia educativa, sumado a los problemas de conectividad, concluyó.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com