Lunes, 07 Diciembre 2020 11:05

Requisitos mínimos para sobrevivir en pandemia

Written by Daniel Cervantes Gómez

Los contagios siguen en incremento, las defunciones de igual forma; no es por generar miedo, o pánico, es buscar el respeto.

Dentro de las nuevas normas de convivencia social, se creó la Unidad Especializada Anti COVID-19, la cual se encarga de recorrer los municipios del estado de Querétaro en la búsqueda de hacer ejercer y respetar lo establecido por las autoridades del Sector Salud; y no, no es por publicidad, sino porque los elementos de esta unidad también se enfrentan a la exposición a un contagio.

Si bien con la reapertura —escalonada y con algunas restricciones— de bares, plazas, jardines, templos o centros comerciales surgió una esperanza de que el encierro llegaría a su fin, con los puntos de fuga que significaron un escape de esa cuarentena que se extendió en nuestras vidas.

Así, con el encierro y la reapertura se inició un juego nuevo que requiere de un trabajo en equipo —recordemos que todo conlleva una estrategia, así como reglas o normas que seguir—, porque esto no es una batalla; no se trata de una guerra sucia de aquellos que siguen las reglas contra los que prefieren la rebeldía, porque no podemos negar que todos tenemos el deseo de salir y convivir con nuestros seres amados.

Bien, hablemos de San Juan del Río, tierra de palomas, que le hace honor a ello, porque a la primera señal de libertad todos emprendieron vuelo, las calles se abarrotaron, las plazas estaban llenas de murmullos que rompieron el silencio. Pero se olvidó que había nuevas reglas, roles, y que se debían respetar.

Tras una visita (con sana distancia) al centro de la ciudad donde los templos, las viejas casonas, los jardines emblemáticos como el Jardín Independencia —que, con el águila central, símbolo de libertad, nos recibía con un aforo considerable—, aquí la mayoría portaban su cubrebocas, se saludan a la distancia, algunos chocaban su puño, otros simplemente tomaban asiento bajo la sombra de un árbol. Pero ¿en realidad estamos listos?

Hay que analizar detenidamente lo que ha sucedido en San Juan: el fin pasado —28 y 29 de noviembre— la Unidad Especializada Anti COVID-19 suspendió dos fiestas donde se celebraban XV años, con un aforo superior a 250 personas; desde la reapertura a principios del mes de octubre se han cerrado bares, restaurantes, locales, mercados y templos por no contar con las medidas sanitarias necesarias.

Los contagios siguen en incremento, las defunciones de igual forma; no es por generar miedo, o pánico, es buscar el respeto, es prevenir que esta vida tan líquida se nos escurra de las manos, en un abrir y cerrar de ojos.

Este juego no se trata de aquellos que respetan las reglas contra los que las ignoran; no habrá un ganador porque lo estamos observando; al enfrentarnos, ya hemos pedido la partida. Así que la próxima vez que quieras romper las nuevas normas de convivencia social piensa que tu decisión no solo te afectará a ti, sino a todo aquel que te rodea.

Ya lo dijo Zygmunt Bauman:

“dada la velocidad de los cambios, la vida consiste hoy en una serie (posiblemente infinita) de nuevos comienzos… pero también de incesantes finales”.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com