Lunes, 08 Febrero 2021 00:00

Los #12xelAgua en Querétaro

Written by Claudia Romero

Desde febrero de 2012, cuando el artículo 4 de la Constitución mexicana incorporó el reconocimiento del agua como derecho humano, pueblos originarios, grupos de investigación, organizaciones civiles, núcleos agrarios y empresariado participaron en más de 300 reuniones y foros a lo largo del país para discutir los contenidos que debería incorporar la ley secundaria encargada de materializar dicho derecho. Así se documenta en la página 12xelagua a ocho años del adeudo del Poder Legislativo para reglamentar en la materia.

La iniciativa ciudadana —como se le denomina entre las seis iniciativas actualmente discutiéndose en la Cámara de Diputados (aunque perfeccionable)— tiene la fuerza de haber logrado articular 12 acuerdos mínimos entre actores plurales y diversos de la sociedad durante casi una década de diálogo.

Estos se resumen en:

  • democratización en las decisiones del agua;
  • armonización de su uso con los ciclos de la naturaleza;
  • prioridad del agua para asegurar la soberanía alimentaria, respeto a los pueblos y comunidades indígenas;
  • prohibición del agua para minería tóxica y fracking, fin del acaparamiento;
  • corrupción e impunidad que actualmente se da en las concesiones;
  • garantía del acceso a la información sobre el manejo hídrico, así como de los recursos públicos suficientes para el cumplimiento del derecho al agua;
  • y posibilidad de veto a proyectos que pongan en riesgo su salvaguarda.

Querétaro ha tenido tendencia histórica de abastecimiento urbano a partir de megaproyectos que generan despojo a territorios rurales. Las afectaciones socioambientales provocadas por el Acueducto II a comunidades de Cadereyta e Hidalgo siguen hasta la fecha latentes. Pese a lo insostenible e ineficaz de este modelo, que agota su tiempo de vida útil antes de lo previsto y pierde alrededor del 40 por ciento en fugas, se tiene previsto importar aguas pertenecientes a tres cuencas con nuevos trasvases, antes que invertir en revertir la dependencia externa vía la reducción de consumo, conservación de suelos, humedales y presas actualmente en alarmante deterioro.

El crecimiento acelerado del espacio urbano ha mermado la capacidad regenerativa y productiva de la tierra. El Querétaro de huertas familiares y pozos artesianos que sostuvieron la vida, incluso cercada la ciudad y cortados sus flujos de suministro, se aleja cada vez más de la autosuficiencia. La ciudad capital tiene hoy altos índices de estrés y vulnerabilidad hídrica con mayor propensión simultánea a inundaciones (en partes bajas) y sequía (de temporada). 

Frente a tales retos predomina un manejo sectorizado y tecnócrata del agua, con centralización, poca transparencia y hermetismo de decisiones, que no contempla su dimensión territorial ni en cuanto a la dinámica de cuenca ni a su integralidad ecológica. Resultado de ello es notorio el aumento de conflictos por agua en la última década. Muchos de ellos derivados de la privatización del servicio público agudizada en los últimos tres años.

Estos datos, que no distan mucho de los de otras entidades federativas, son el motivo por el cual la “Coordinadora Nacional Agua para Tod@s” ha llamado a exigir a las y los diputados de nuestras localidades a dictaminar y votar a favor de una ley que garantice los #12xelAgua.

No olvidemos que en tanto no termine de regularse el derecho al agua difícilmente se puede cambiar la situación crítica del agua en el país. Otro consenso que podemos obviar a la luz de una simple búsqueda agua/México en el navegador de internet o hemeroteca de su preferencia.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com