Lunes, 08 Marzo 2021 00:00

Campañas electorales: El festival de las masculinidades tóxicas

Written by Maricruz Ocampo

Las actitudes machistas ocurren todo el tiempo y en todos los espacios públicos donde las mujeres ocupan un lugar.

Cada tres años, con las campañas, inicia el desfile de personalidades políticas que buscan nuestro voto. Algunas son presencias constantes en el reflector público, otras salen de sus escondites para hacer gala de su trayectoria, de su popularidad, de sus amistades o de plano de su fidelidad al partido y sus líderes. Hay quienes desde el victimismo buscarán causarnos lástima. Hay quienes bailarán zumba o cantarán con mariachi para que las y los votantes les veamos como “cercanos a la gente”. Hay quienes viajarán en transporte público —por primera vez en su vida— o incorporarán a su vocabulario palabras como “chale” para enseñarnos que “son pueblo”. Y hay quienes, tal vez los más, recurrirán a utilizar a las mujeres como carne de cañón o elementos de utilería de sus campañas.

Las elecciones del 2021 se llevarán a cabo bajo reglas distintas a las elecciones anteriores. Hoy la paridad es un principio constitucional, la violencia política de género se tipifica como delito electoral y las y los aspirantes deben demostrar que no han sido sentenciados por violencia política, violencia familiar o como deudores alimentarios. A pesar de todo eso, los comportamientos de los candidatos —si, principalmente de los hombres— siguen impregnados de actitudes machistas y misóginas que, con todo y las reformas jurídicas, se niegan a cambiar.

En Querétaro, los presidentes estatales del PRI y del PAN (Paul Ospital y Agustín Dorantes respectivamente) fueron encontrados culpables de ejercer violencia política y, en ambos casos, sus compañeros de partido, minimizaron sus acciones y las calificaron como “levísimas”. En Morena, la Comisión Nacional Electoral determinó postular como candidato a la gubernatura de Guerrero a Felix Salgado Macedonio, quien cuenta con más de cinco denuncias penales en su contra por delitos sexuales. En Baja California, el PES postuló a Jorge Hank Rhon como candidato a gobernador a pesar de los comentarios misóginos que lo distinguen como aquel en el que dijo con orgullo que las mujeres somos su animal favorito.

Las actitudes machistas ocurren todo el tiempo y en todos los espacios públicos donde las mujeres ocupan un lugar. Incluso la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, declaró que vivió violencia dentro del gabinete de seguridad de la administración federal.

Sin embargo, es durante el periodo de elecciones cuando estos desplates se transforman en un festival de masculinidades tóxicas. Sobran los comentarios sobre la apariencia física de las candidatas; se utiliza a mujeres muy jóvenes como edecanes para entretener al público; los políticos llaman “madrecitas” o “abuelitas” a adultas mayores; limitan nuestro valor a la maternidad; minimizan la violencia sexual y el feminicidio o de plano pretenden “apoderarse” de la agenda feminista, en el más cínico oportunismo político, para llevar agua a su molino o para pegarle al de enfrente.

El 2021 será distinto porque contamos con herramientas jurídicas para contrarrestar algunas de estas actitudes, pero debemos ser vigilantes de no dejar pasar ningún comportamiento que solape o justifique la violencia, la discriminación o el pisoteo de nuestros derechos humanos. En estas elecciones debemos mostrarnos cero tolerantes con los comportamientos misóginos y machistas de quienes buscan representarnos.

Y no olvidemos que el mejor lugar para expresar nuestra indignación es en las urnas.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com