Lunes, 23 Noviembre 2020 02:37

PEF 2021 y deuda pública

Written by Ángel Balderas Puga

Esta enorme deuda ya nos costó, sólo para el pago de intereses (es decir sin abonar nada al capital), 770 mil millones de pesos en 2019, 748 mil pesos el año pasado y los 541 mil millones de pesos para el año próximo.

El pasado 11 de noviembre fue aprobado por la Cámara de Diputados el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el próximo año. La discusión del proyecto enviado por el poder ejecutivo tardó tres días y se aprobó luego del rechazo de las más de mil reservas que presentó el bloque opositor en la Cámara. Que lejanos los tiempos en los que panistas y priistas aprobaban sin chistar y sin presentar prácticamente ninguna reserva a los presupuestos de sus gobiernos cuando tenían en su poder al poder ejecutivo federal. La aprobación en particular se dio con 305 votos a favor (Morena, PT, PES y PVEM), 151 en contra (PAN, PRI, PRD y MC) y ninguna abstención.

El monto total del presupuesto es de, aproximadamente, 6.3 billones de pesos. Sin embargo, hay que señalar que una vez más en el presupuesto ingresa una cantidad muy alta para el pago de la deuda pública heredada por los gobiernos panistas y priistas. En esta ocasión se destinarán 541 mil millones de pesos, por lo que el presupuesto real es de unos 5.76 billones de pesos.

Para hacernos una idea del significado de los 541 mil millones de pesos destinados al pago de la deuda pública, éstos equivalen al presupuesto anual de 180 años de la Universidad Autónoma de Querétaro o a 120 años del presupuesto anual del municipio de Querétaro o a 13 años del presupuesto anual de la UNAM o del gobierno del estado de Querétaro o a 6 años del presupuesto del gobierno de Puebla.

Los 541 mil millones de pesos superan en 1.6 veces los destinado a la educación pública, que serán 338 mil millones de pesos. Así que no es una cantidad pequeña.

Es necesario recordar que en los sexenios del panista Felipe Calderón y del priista Enrique Peña Nieto la deuda pública tuvo un incremento notable. Efectivamente, con Calderón la deuda pasó de 1.73 billones de pesos a 5.33, un aumento de más de 3 billones y medio de pesos. Mientras que con Peña Nieto aumentó hasta los 11 billones de pesos, un aumento de 5 billones y medio de pesos. En ambos sexenios, la deuda se incrementó 9 billones de pesos. Son los dos gobiernos que más han endeudado al país. Sin que el gobierno federal de la 4T haya pedido préstamos, la deuda, a causa de intereses y tipo de cambio, ha llegado a 12 billones de pesos.

Esta enorme deuda ya nos costó, sólo para el pago de intereses (es decir sin abonar nada al capital), 770 mil millones de pesos en 2019, 748 mil pesos el año pasado y los 541 mil millones de pesos para el año próximo. Es decir, 2 billones de pesos en tan sólo tres años. El gobierno de la 4T ha tenido que gobernar en medio de esta gran restricción, con el dilema de gobernar así o pedir prestado e incrementar el monto de la deuda e incrementar el monto del pago de intereses cada año y por lo destinar menos a otros rubros muy importantes como son la salud, la educación, el desarrollo social, la energía o la infraestructura.

Aunado a lo anterior hay que agregar las consecuencias de la crisis económica derivada de la pandemia de covid-19 lo que vuelve verdaderamente difícil satisfacer las demandas de todos los sectores pues hay que recordar que el abandono del PAN y del PRI del sector salud dejaron una herencia de un déficit de más de 200 mil médicos, de más de 400 mil enfermeras, de más de 400 hospitales abandonados y de falta de equipo. Necesidades apremiantes ahora que nuestro país rebasó el millón de contagiados y los 100 mil fallecimientos por COVID-19.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com