Martes, 01 Diciembre 2020 09:03

Notas tristes 2020 noviembre

Written by Julio Figueroa

Ninguna muerte es igual a otra muerte. Ninguna vida es igual a otra vida. Yo sé lo que fue mi vida. Ahora quiero saber cómo será mi muerte.

JFL, con entereza

A las 4 y feria de la tarde recibí la llamada luctuosa, cuando veía en casa una película: Me acaba de informar un amigo común que hoy por la mañana murió Jesús Flores.

- Oh, qué noticia. ¿Qué podemos hacer? ¿Dónde está? ¿Sabes algo más?

- No sé nada más. Si algo sé, te informo. Se acabó su tiempo.

- Oye, ¿y qué sabes de Mary González? ¿Cómo irá con su problema de pecho?

- Tampoco sé nada desde hace meses. Sólo le di a su hermana Julieta la película de Ikiru.

- Bien, gracias, si algo más sabemos nos informamos.

Salgo por las tortillas y veo que hay un funeral en la cuadra.

- Quién se murió, pregunto. Doña Luz, la viejita.

- Ah, mi pésame.

- Se le apagó la luz.

-  Me informan amigos que hoy en la mañana falleció Jesús Flores.

- ¿Sabe alguien algo más?

Saludos maese. Lamentablemente así es; me informaron hace un rato. ¡Que descanse en paz nuestro amigo Chucho! Ya tenía varios días de agonía… ¡Un abrazo y cuídate!

—Oh, gracias, qué hacer; vivir…

Así es. ¡Junto al ladrar de los perros, se oyen los guadañazos de la calaca! Que no te alcance y tú no la alcances. Y los llantos de los recién nacidos y los besos de los novios. Hace unas semanas Chucho me envió estas palabras de Óscar de la Borbolla, a quien admiraba mucho:

“Una década antes, un año antes, un mes antes, una semana antes, un día, una hora, un instante antes todavía está la vida”.

Estaba. Luego nada… La nada total y absoluta. Amén.

- Ufff. Algo temprano para irse. ¿Sabes cuál fue la causa?

- Un tumor en la cabeza.

- Oh, por lo que había sido hospitalizado antes, ¿verdad?

- Sí, metástasis.

- Sale de entre nosotros y nos deja la interrogante: ¿estamos listos para dejarlo todo?

- No.

Justo hoy en la mañanita, en el cumpleaños de mi vecina Juanita y su esposo Miguel, pensaba en el artículo “Morir” del doctor Arnoldo Kraus. ¿Morir en la casa o en el hospital, o en la calle? ¿Morir solo o acompañado? ¿Morir esperando la muerte o sin verla llegar? No sólo es la conciencia de la muerte lo que nos diferencia de los animales. Es la idea de la muerte, columna vertebral de la vida.

Aquí recordé la enseñanza del doctor Francisco López Cámara, mi maestro de sociología en Ciencias Políticas: Todo lo que hacemos en la vida, todo lo que el hombre hace, toda la cultura, es con el único fin de evitar la idea de la muerte y trascenderla. Tal vez exageraba, pero no demasiado, decía Octavio.

Un monje zen en sus últimos días, entre los suyos: Las palabras de alguien que va a morir no son un asunto baladí. Es un umbral que todos hemos de cruzar. Decidme lo que penséis al respecto.

Y en su último día: Mis setenta y seis años han terminado. No nací, no he muerto. Las nubes flotan en el vasto, altísimo cielo. La luna sigue su camino de un millón de años.

¿Qué es el tiempo del hombre comparado con los mares, las montañas, la tierra, las estrellas, el universo? Un latido, una vibración, un ave que cruza por la ventana de luz. Últimas notas de un enfermo terminal: Fuera sigue la vida. Dentro todo ha acabado.

Ninguna muerte es igual a otra muerte. Ninguna vida es igual a otra vida. Yo sé lo que fue mi vida. Ahora quiero saber cómo será mi muerte.

¿Saber cómo se va a morir o mejor no saberlo? ¿Verla llegar y arreglar tus cosas o mejor no verla? No sé. Vivo con la conciencia de la muerte y la idea de desaparecer para siempre de este mundo, y nunca más, nunca más, es lo atroz.

- Querido C, murió JF. No hay nada que hacer. Saludos luctuosos.

- Triste saberlo. Gracias por avisarme, estimado JF.

- J, murió el amigo JF. Saludos dolientes. Deseo que estés bien.

- Ah, caray. ¿Qué pasó? ¿Dónde lo están velando?

- No sabemos, sólo que murió.

- Qué mala noticia…

- Inesperada…

- Se nos ha adelantado camino al cielo.

- Descanse en paz nuestro querido amigo.

- En la memoria del corazón y los sentimientos, las vivencias.

- ¡Buen día Julio! Con mucha pena, me atrevo a comunicarme por esta vía contigo (no creo que sea el medio adecuado ni la mejor forma, pero tú sabrás comprenderme)... nuestro amigo Chucho Flores recién falleció. Lamento tener que darte una noticia tan terrible de esta manera tan burda. QEPD. ¡Lo siento! ¡Te abrazo!

+ Jesús Flores Lara + Entrañable amigo de El Nuevo Amanecer de Querétaro, años 90. Gracias y amén. + 20-Nov-2020 +

- ¿Sabes algo más? ¿Dónde lo velan? ¿Se puede hacer algo?

- Un día muy triste. Hace rato platiqué con la hermana de Chucho y me dice que lo velarán en la casa de sus papás… Sin embargo, también me pidió no compartir esta información porque les recomendaron en la funeraria que fuera algo muy íntimo con poca gente por protocolos de salud. Realmente a Chucho le debo mucho, compartimos tanto, incluso, por él te conozco a ti. QEPD. ¡Abrazos!

- Amén.

- Hola. ¿Qué sabes de algún ritual a JF o qué onda?

- No hay velación por la pandemia. Misa mañana a las 8 am en Arboledas y luego el funeral será en Michoacán, su tierra.

- Gracias, trataré de ir. Un abrazo, amigo.

- ¡Qué mala noticia! ¡Qué pasó! ¡Cómo fue!

- Un mal que ya traía en el cuerpo.

- Descanse en paz el buen Chucho.

- Gracias por la información. Yo en otras circunstancias me sentiría obligado a ir a la misa y el funeral. Pero no ahora en el semáforo en rojo por el coronavirus.

- Claro. QEPD. Amén.

Recuerdo a Jesús Flores en su casa de El Pueblito, un pequeño museo, en su último cumpleaños, en febrero de este año, un mes antes de la pandemia. Agradable reunión entre unos pocos amigos. Con entereza y dando la cara, sin esconderse pese a la visible deformación de su rostro, quien era un buen galán. Con sus camisas blancas y sus vaqueros. Y su vochito.

Orgulloso porque alguna vez se trepó en él el grandote de José Emilio Pacheco y lo llevó a un restaurante de Constituyentes, después de convivir con él, en septiembre del año axial de 1994. Entrañable amigo de la generación de El Nuevo Amanecer de Querétaro.

¿Qué es de Jesús Ontiveros y de Mary García y de Heriberto Sánchez? Buen compañero de lectura reflexiva de JEP, Octavio Paz, Óscar de la Borbolla, CCB, Porchia, las Hojas Sueltas, La Jornada, Proceso, y otras vainas. Convendría rescatar para la biblioteca de la UAQ su pequeña biblioteca moderna llena de buenos libros, películas, revistas, periódicos y otras chácharas de valor histórico y sentimental.

Nuestra generación se empieza a deshojar y somos parte del árbol. Todos traemos el mal en el cuerpo de la vida, hasta que estalla. Entre el ruido y los gritos y las peleas de los vertiginosos días que vivimos, crece y se extiende el silencio de los muertos, amigos, conocidos y desconocidos.

Recibí la noticia por teléfono a la mitad de la película “Ya no estoy aquí”, el “Terko” Ulises aferrado con entereza del movimiento contra cultural “Kolombia”, por su música y su baile y su ropa y su lenguaje, que tiene que emigrar de Monterrey ante las circunstancias de violencia donde vive, y se va al otro lado, donde encuentra más violencia y es otra cultura, y no sabe inglés. “Terko” por siempre, aferrado y con entereza.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com