Lunes, 07 Diciembre 2020 14:33

Dos años de gobierno de la 4T

Written by Ángel Balderas Puga

El pasado 1 de diciembre, Andrés Manuel López Obrador presentó un breve informe de lo que ha hecho su gobierno desde su toma de posesión el 1 de diciembre de 2018.

Su informe comenzó señalando que el objetivo de su gobierno es la transformación de México a partir de un Plan Nacional de Desarrollo que surgió de muchos años de lucha y de un conocimiento profundo del país. El antecedente más cercano es el Plan Alternativo de Nación que la Coalición por el Bien de Todos presentó en la campaña electoral de 2006. Es decir, son 13 años de repensar el país, nada de ocurrencias como insiste la narrativa de las derechas.

Inmediatamente abordó el tema de la lucha contra la corrupción, flagelo que azotaba al país y que, de acuerdo al INEGI, nos costaba un 10 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), aproximadamente dos billones de pesos al año en 2018, antes de la llegada del gobierno de la 4T. De hecho, el presidente señaló que en tan sólo dos años se ahorraron 1.3 billones de pesos en compras y contratos; es decir, unos 650 mil millones de pesos anuales, cantidad equivalente al presupuesto total del estado de Querétaro durante 16 años.

De los 100 compromisos públicos que dio a conocer en su toma de posesión, el 1 de diciembre de 2018, señaló que sólo faltan por concretar tres: hallar la verdad sobre la desaparición de los 43 jóvenes normalistas de Ayotzinapa, el detonar de energías alternativas y la descentralización del gobierno federal.

Hizo hincapié en reformas constitucionales de gran importancia. Específicamente señaló que la corrupción, el fraude electoral y el robo de hidrocarburos se convirtieron en delitos graves. Tan sólo este último delito nos costó 60 mil millones de pesos en el sexenio del panista Vicente Fox, 120 mil millones de pesos con el también panista Felipe Calderón para llegar a los 300 mil millones de pesos en el sexenio del priista Enrique Peña Nieto, gobiernos que no solo no combatieron el robo de combustibles sino que incluso lo promovieron y, quizás, hasta participaron de él.

Otro punto relevante ha sido la cancelación de la condonación de impuestos. La evasión fiscal había sido, entre 2011 y 2018, del orden de 200 mil millones de pesos anuales, dinero que no llegaba a las arcas públicas y por lo tanto no llegaba a hospitales, escuelas, infraestructura, desarrollo social o ciencia y tecnología, por señalar algunos rubros esenciales.

Relevante también el hecho que no se haya endeudado al país, tal como hicieron los gobiernos anteriores, sobre todo el de Peña Nieto y el de Felipe Calderón. Ambos heredaron una deuda de 11 billones de pesos, lo que le cuesta al país 700 mil millones de pesos sólo para el pago de intereses, es decir, dos mil millones de pesos diarios, ni más ni menos que el subsidio anual que recibe una universidad pública como la nuestra.

Relevante también que no se hayan aumentado impuestos ni el precio de los combustibles. Es más, el precio de las gasolinas ha disminuido, por primera vez en décadas. Efectivamente, hoy en día la gasolina Magna es 1.40 pesos más barata que en diciembre de 2018, la Premium es un peso más barata y el diésel 1.90 pesos más barato, en el mismo período.

Al mismo tiempo, los ahorros y un gobierno austero han servido para financiar importantes programas sociales para el bienestar de los más marginados del desarrollo social.

Grandes avances, a pesar de las condiciones adversas determinadas por la pandemia de coronavirus y su consecuente crisis económica.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com