Jueves, 14 Mayo 2020 18:44

Un cambio pequeño

Written by Miriam Torres

Verdaderamente, México ha rebasado el colmo y hasta el hastío en prácticamente todos los ámbitos de la política (educativa, económica, transparencia y rendición de cuentas, entre otras). Una pregunta que se hace cada mexicano es: ¿Qué se puede hacer? La respuesta a esta pregunta se traduce a que una pequeña parte de estos mexicanos se informan, exigen, utilizan el voto de castigo (desafortunadamente, son los menos) mientras la otra parte parece que aceptan eclécticamente su suerte y se respaldan sobre la base de que todos los políticos son iguales, esa misma frase que usan las mujeres para definir a los hombres. En ambas circunstancias no es que sean los mismos, lo que pasa es que uno se comportó igual en todos los casos y obtuvo exactamente los mismos resultados, lo que se traduce en que uno educa (o moldea) la manera en que debe ser tratado.

¿A qué me refiero con lo anterior? A que si permitimos (como ya lo hemos hecho) que la corrupción, los robos y los engaños, así como que no haya transparencia en la rendición de cuentas, sean el común denominador y lo aceptemos como una normalidad, entonces no nos daremos cuenta de cuando algo está mal, porque ya es parte de esa normalidad que nos hemos acostumbrado y, por ello, es que no exigimos.

¿Qué opciones tenemos? Por una parte, está el voto de castigo, pero es necesario que ese voto de castigo sea un voto razonado. El voto de castigo significa que, si un funcionario público que fue elegido por voto directo por determinado partido político no cumplió lo que dijo en campaña o haya sido corrupto entonces no se vota por los candidatos de ese mismo partido político, para que el mismo vigile las acciones de sus filas.

También hay algo más: hay que exigir a nuestros políticos resultados. ¿Cómo hacerlo? Hay muchas maneras, pero he de compartirles la que conozco que realizan grupos activistas de Greenpeace como lo referiré más adelante.

Antes que nada, partamos del supuesto de que cada candidato o servidor público pretende tener una carrera política: ya sea seguir siendo o legislador o ejecutivo, y pasar, en algún momento, al otro poder en cualquiera de los tres niveles. En cualquier caso, necesitará el apoyo de los votantes. Aquí viene la técnica: se formula una propuesta viable, se juntan firmas de las personas que vivan dentro del distrito, municipio o estado (dependiendo qué y a quién se le va a hacer la solicitud) y se presentan ante el diputado o diputada del distrito, al presidente municipal, o al servidor público responsable de resolver la solicitud (con cámara en mano) y debe sellar de recibido el acuse de la propuesta o solicitud y no perderlo de vista. En caso de que no cumpla, se publica el video en la plataforma Youtube y se comparte con amigos, familiares y conocidos.

De igual manera, cuando se ejerza o se pretenda ejercer cualquier presupuesto, solicitar siempre tanto las razones por las cuales se va a utilizar en un proyecto, a quién se le pagará, cuáles fueron los precios, por qué se contrató con determinado proveedor, o cualquier otra situación que parezca extraña (esto se realiza por medio de una solicitud de transparencia, la cual se puede encontrar en el link http://www.plataformadetransparencia.org.mx/). De todo lo anterior debe tenerse un video o un seguimiento para que contemos con el historial de nuestros políticos y, para el caso de que quieran postularse nuevamente, se cuente con éste para que no se nos olvide. Creo que con eso podríamos hacer un cambio, pequeño, pero así se empieza.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com