La cobertura informativa que dieron medios de comunicación en las inmediaciones de un edificio en la calle Rébsamen, en la Ciudad de México (CDMX), después del sismo del martes 19 de septiembre, mostró la urgencia de que la mayoría de los medios asuman compromisos con sus audiencias y tengan la figura de un defensor del lector, radioescucha o televidentes.

El drama –no se puede llamar de otra manera- que montaron algunos medios para mostrar las labores de un supuesto rescate alrededor de “Frida Sofía” evidenció la carencia de principios o elementos de la deontología informativa que especialistas y académicos han impulsado años atrás, con miras a fomentar y mejorar la calidad de los contenidos.

Domingo, 24 Septiembre 2017 19:00

Terremotos y sociedad civil

Written by

La noche del 7 de septiembre de 2017 la tierra crujió ferozmente en el sureste del país con un terremoto de 7.4 grados en la escala de Richter, con epicentro en Pijijiapan, Chiapas, provocando fuertes daños particularmente en el centro, altos y costa, con impactos estructurales en edificios públicos, casonas e iglesias de San Cristóbal de Las Casas y con repercusiones graves también en el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, ensañándose la naturaleza en Juchitán, ciudad en la que desastre afectó el 90 por ciento de las viviendas, algunas de las cuales fueron destruidas totalmente; otras sufrieron caídas de techos, de paredes y muchas casas quedaron con cuarteaduras que representan un verdadero peligro para sus habitantes, los cuales prefieren dormir a la intemperie en colchonetas o en hamacas.

Domingo, 24 Septiembre 2017 19:00

La unión que hace la fuerza…

Written by

Los recientes, trágicos y muy lamentables hechos que han afectado a nuestra República han detonado importantes fenómenos entre nuestra gente; han sacado a la luz el lado más humano, positivo y optimista de nuestra gente, sin dejar de lado también la frívola, aberrante y molesta actitud de nuestras autoridades y sus instituciones.

Toda esta situación ha significado en una u otra manera un parteaguas en la vida cotidiana y afecta en diferentes grados y aspectos el sentir, el pensar y el actuar de mucha gente; por lo que bien podríamos aprovechar esta situación para hacer un importante ejercicio de reflexión e introspección.

Domingo, 24 Septiembre 2017 19:00

Y retiembla en sus centros la tierra…

Written by

La naturaleza se convulsiona por el cambio climático y el movimiento de las placas tectónicas. En los océanos, los huracanes se convierten en monstruosas armas de destrucción masiva. “Harvey” inundó Houston, “Irma” hizo otro tanto con Cuba y otras islas del Caribe, “María” se ensañó con Puerto Rico y de “José” no se espera nada bueno. El colmo sería que apareciera otro huracán de nombre “Jesús”, para que la sagrada familia en su conjunto acabe con las islas del Caribe.

Por otro lado, el fenómeno Trump está provocando estragos sociales catalogados de muy alta intensidad.

Para muchos de quienes tenemos como actividad profesional la comunicación tiende a ser lugar común hablar de la era de la información o la sociedad de la información como un tiempo en el cual todo o casi todo se sabe se conoce o circula como autopista al conocimiento. En parte es cierto y ahora, como nunca antes, nuestras posibilidades para hacernos llegar datos de cualquier índole están al alcance de la mano. Sin embargo, en los últimos días hemos sido testigos de acontecimientos que ponen en tela de duda si la llamada era de la información responde o no a ese nombre.

Hay diferentes formas de reaccionar frente a las tragedias, como las derivadas de los recientes sismos en México. Por un lado, las de toda esa gente solidaria, que da tiempo, recursos y arriesga su propia vida para apoyar a sus congéneres, sin importar si sus acciones quedan en el anonimato.

Por otro, las de quienes buscan sacar ventaja y, como “perfectos capitalistas” ven los desastres, no como algo a lamentar, sino como “áreas de oportunidad”: para salir en la foto; sentirse héroes; justificar su rapiña; encarecer productos; colocar su marca en los donativos; quedarse con una parte, sirviendo de intermediarios; lucrar con los trabajos de reconstrucción, etc.

Domingo, 24 Septiembre 2017 19:00

Urge “politizar” el desastre

Written by

Hay muchas preguntas cuyas respuestas son prácticamente obligatorias y pasan, sin lugar a duda, por el terreno de la política.

Sobre las construcciones en la Ciudad de México: ¿por qué se cayeron algunos edificios y otros no? ¿Por qué instalaciones prácticamente nuevas se resquebrajaron y están en riesgo de caerse al menor movimiento? ¿Por qué había escuelas cuyas rutas de salida no estaban correctamente diseñadas y no resistieron ante el sismo? finalmente las más importantes: ¿Quién autorizó y permitió que la gente trabajara en estructuras que son una bomba de tiempo? ¿Cuántos otros edificios resistieron un primer terremoto pero no resistirán otro de la misma magnitud?

Domingo, 17 Septiembre 2017 19:00

El teatro de la vida

Written by

Las tres preguntas capitales del teatro de la vida:

--¿Quién soy?

--¿De dónde vengo?

--¿A dónde voy?

La muerte es un mecanismo natural que generó el surgimiento de ideas místicas, religiosas y rituales. Potenció el miedo a la no trascendencia. En México el miedo a la muerte se encubre con burlas y fiestas, rimas y otras delicias. Se niega y se rechaza hablar de testamentos, se intenta frenar el destino. No se educa a los individuos en el valor de la vida y la naturaleza de la muerte.

Es natural que todo ser vivo, muera. Es un proceso inevitable, al cual se puede llegar, por decirlo así, “naturalmente” o provocado. En todas sus formas no hay muerte indolora, “en paz”, siempre a la desaparición física le precede un periodo de dolor, sea físico o del alma, puede ser corto o prolongarse como una “eternidad”. El dolor no es un mecanismo antinatural, es una alarma para avisar del incorrecto funcionamiento y uso del cuerpo y del alma.

Domingo, 17 Septiembre 2017 19:00

El dinero, siempre el dinero…

Written by

La Secretaría de Hacienda puso ya sus cartas sobre la mesa. Y lo que vemos en sus intenciones de gasto para el año 2018 es la más irrefutable declaración de principios del gobierno federal. Cuando escuche usted un discurso político no verifique sus elocuentes razones, revise el presupuesto.

No hay en realidad novedades relevantes. Se mantiene el mismo patrón: más dinero para bancos, armamento y alta burocracia, y menos dinero para el campo, la ciencia, la educación y, en general, para las necesidades de la población.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com