Viernes, 30 Octubre 2020 11:56

Nuevas brechas digitales: reformas e impuestos

Written by Karla Negrete Huelga

La Ley Federal de Derechos fue aprobada en el pleno de la Cámara de Diputados, que actualiza las cuotas de distintos servicios, entre los cuales se encuentran los de telefonía móvil e Internet. El ajuste de cuotas para los derechos del espectro radioeléctrico se aumentará aproximadamente en siete por ciento del precio a partir del 2021. Estas medidas son parte de una serie de iniciativas enmarcadas en el Proyecto del Paquete Económico 2021, y representan una estrategia que afecta directamente a los consumidores.

No hay que sorprenderse —entonces— que para el próximo año veamos las consecuencias de las reformas en nuestros recibos telefónicos y de Internet. Las advertencias a estas medidas estuvieron circulando desde septiembre; desde diputados opositores, hasta empresarios y organizaciones las analizaron concordando en que, quien pagaría, serían los ciudadanos. A esto agreguemos el aumento que se tuvo hace unos meses en los servicios de plataformas digitales como Netflix, Uber, Spotify, Rappi, Airbnb, Mercadolibre, Rappi, entre otras más.

Los resultados serán visibles, sin necesidad de una bola mágica que los describa: ahora acceder a las telecomunicaciones será un lujo que no todos podrán solventar. En un contexto mundial en donde se defiende la neutralidad de la red, donde se protege la filosofía de un Internet libre, seguro e inclusivo, cada vez se vuelve más exclusivo tener acceso a los servicios digitales y de comunicación. ¿Dónde está la congruencia entre construir más infraestructura para conectar a internet a más zonas marginadas y el aumento de los costos de este servicio? Se intenta cerrar la brecha digital de la conectividad con infraestructura, mientras se abre la brecha digital de acceso con el alza de costos.

Parece, entonces, que los encargados de mantener las estadísticas de usuarios de Internet al alza serán los consumidores. Claro, esto en un contexto en donde la pandemia del COVID-19 ha destrozado la economía de muchas familias mexicanas que se han quedado sin ingresos. Y no olvidemos, tampoco, el hecho de que el continuar con actividades a distancia se ha logrado, precisamente, a coste del bolsillo de los mexicanos que necesitan utilizar los servicios de telefonía e Internet para laborar o estudiar.

Paradójico contexto: ante un panorama que —apuesta a la digitalización como el camino al desarrollo— se obstaculiza el acceso a servicios necesarios —Internet, telefonía móvil y plataformas digitales— en un contexto de necesario distanciamiento.

Invito al lector a conocer el proyecto LabUAQ Ciudadanía Digital, un espacio para la formación responsable y crítica de usuarios de Internet. Facebook: @labuaq; Twitter: @labuaq.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com