Lunes, 15 Marzo 2021 00:00

Netiquetas

Written by Karla Negrete Huelga

La contingencia del COVID-19 propicia que la vida cotidiana esté rodeada de tiempos indefinidos de conexión. Si bien se requiere de aprender a utilizar las herramientas y distintas plataformas, no sólo para situaciones laborales sino también para la propia socialización, también es necesario aprende a tener un comportamiento adecuado.

En un espacio en donde los índices de civilidad digital van en decremento año con año, se considera necesario crear entornos digitales seguros en donde se aseguren prácticas de comportamiento que no afecten la integridad y los valores propios, ni de terceras personas. El uso sin restricciones de las redes de interacción puede ocasionar perjuicios importantes.

El respeto a la opinión de los otros es indispensable; sin embargo, la tolerancia no puede convertirse en un permiso para abusar. Las regulaciones del comportamiento son cada vez más incorporadas por las redes sociodigitales. En 1995 se elaboró un documento llamado Request fot Comments, que busca reglamentar el uso de la red; después de esta primera iniciativa, diversas asociaciones y comunidades han realizado proyectos similares, incluso logrando incorporar roles laborales específicos para la vigilancia del cumplimiento de estas reglas.

Hasta el momento, no hay un reglamento general homologado por todas las plataformas, y como usuarios es complicado poder revisar cada uno de ellos; mucho más en una época en donde la navegación continua y entre sitios es una constante. Lo importante es reconocer que el surgimiento de las netiquetas busca adaptar las reglas de etiqueta del mundo offline al ambiente digital. De ahí que la principal regla que tenemos que tomar en cuenta es: no hacer a los demás lo que no nos gustaría que nos hicieran.

Lograr llevar a la práctica este primer paso es el inicio de un cambio en las prácticas digitales. Si todos pudiésemos ser capaces de aplicarla, se podría tener menores índices de cyberbullying y discursos de odio. Las demás netiquetas no se pueden pensar sin esta primera; es, de alguna forma, imposible crear sentido de comunidad, mantener discusiones sanas, respetar la privacidad de terceras personas y ser comprensivo con los errores de otros, sino nos apropiamos de la primera regla.

 

Invito al lector a conocer el proyecto LabUAQ Ciudadanía Digital en Facebook: @labuaq; Twitter: @labuaq

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com