Jueves, 10 Septiembre 2020 00:01

Educación de cuarentena: socialización y retos digitales

Written by Karla Negrete Huelga

Las clases comenzaron, las televisiones y las computadoras están encendidas en millones de hogares mexicanos que han tenido el privilegio de poder continuar su educación bajo estas nuevas modalidades. Sí, es cierto, no a todos los hogares ha llegado la magia televisiva porque ni siquiera hay aparato de televisión; también es cierto que existen hogares en los que sí hay una televisión, pero más de un estudiante.

Sobra decir que el COVID nos dejó muchas limitantes y una nueva realidad que requiere de reajustes en las rutinas de estudiantes y padres de familia.

Sea cual sea la modalidad de estudio, hay un punto en común: el estrés por encierro está latente en los estudiantes. Desde educación primaria hasta la formación universitaria, niños y jóvenes han regresado a clases bajo situaciones complejas, en donde el aula de clases está en la sala, el comedor o en el dormitorio. El distanciamiento social no sólo es físico; a pesar de contar con plataformas sociales, algunos grupos de estudio se limitan al tiempo de clase sin una mayor socialización. Ni qué decir de los niños y jóvenes que reciben clases desde la televisión: la socialización, tan importante en sus etapas de desarrollo es casi nula.

Ante esta situación, hay diversas iniciativas que buscan aminorar la carga y orientar para poder llevar una mejor convivencia durante esta larga cuarentena. Una de ellas es un espacio de consejos generados por la UNICEF, que busca lograr una educación en familia en tiempos del COVID-19. Desde el tiempo personal y organización, hasta cuestiones de ánimo como el estrés, el enfado y la armonía son las temáticas que se abordan.

No obstante, a los esfuerzos y consejos compartidos, la socialización sigue siendo uno de los elementos faltantes, en el cual los niños y jóvenes han encontrado un espacio a partir de los entornos digitales. De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Uso de Tecnologías de la Información de los Hogares (ENDUTIH, 2019), el 59.7 por ciento de los niños de 6 a 11 años son usuarios de Internet, mientras que en adolescentes de 12 a 17 años asciende a 87.8 por ciento. La encuesta muestra un mercado potencial para las redes sociales infantiles que, si bien no son nuevas, su utilización se ha potencializado derivado del confinamiento.

El reto en este nuevo entorno de socialización es lograr un entorno seguro para los pequeños de casa, que son uno de los grupos de internautas más vulnerables. De ahí que padres y tutores requieran familiarizarse con lo que hacen los niños en Internet, para orientar la forma de navegar y concientizar en la información que se comparte, y así crear hábitos sanos y seguros en línea. La televisión y las aulas virtuales necesitan en estos momentos del acompañamiento de la familia para lograr entornos seguros más allá del horario de clases.

Para profundizar en el proyecto de UNICEF y otras iniciativas, invito al lector a conocer el proyecto LabUAQ Ciudadanía Digital, un espacio para la formación responsable y crítica de usuarios de Internet.

 

Facebook: Lab_UAQ Ciudadanía Digital

Twitter: @labuaq

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com