Lunes, 11 Enero 2021 10:00

Disciplinan a agentes extranjeros

Written by Salvador Rangel

En México la presencia de espías y agentes extranjeros no es nueva, sobre todo en los años previos y durante la Segunda Guerra Mundial, los había de todas las nacionalidades, principalmente alemanes; se han escrito libros que entre verdad y fantasía narran su actividad en los que no podía faltar la hermosa espía nazi que según se dice, fue amante de prominentes políticos de quienes obtenía valiosa información.

Uno de esos libros es Los nazis en México, del periodista Juan Alberto Cedillo, quien detalla fechas, nombres y entretelones de los espías alemanes y sus colaboradores mexicanos.

Todo cambia y ahora muchos de esos agentes extranjeros actúan a ciencia y paciencia de las autoridades mexicanas, ingresan al país en las embajadas como asesores comerciales, o bajo cualquier otra designación diplomática, pero su función es el espionaje o infiltrarse en el las redes del narcotráfico y utilizan toda clase de recursos para su trabajo.

Realizan su actividad al margen de la ley, portan armas y reportan directamente a su gobierno, haciendo caso omiso a la autoridad mexicana.

Uno de esos episodios de actuar fuera de la ley de los agentes extranjeros fue en 1990 cuando la DEA pagó a un grupo de mexicanos 250 mil dólares para que secuestraran en Guadalajara al doctor Álvarez Machain a quien acusaban de mantener vivo al Enrique Camarena durante su secuestro y tortura en 1985. El doctor fue trasladado en un avión a El Paso; Texas y juzgado en Los Ángeles, después de una batalla legal fue liberado el 15 de junio de 1992, al no comprobarse su participación fue deportado a México.

Y esto viene a cuento, porque el 15 de octubre del 2020, fue detenido por la DEA en Los Ángeles, California, el exsecretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, a quien acusaron, entre otros cargos de lavado de dinero.

De inmediato el Presidente de la república, precisó que se daría seguimiento al proceso, e ignoraba las investigaciones, por lo que su detención era ilegal y violaba los acuerdos de cooperación.

Y el 18 de noviembre, un tribunal de Nueva York desestimó las pruebas en contra del general y fue exonerado de todos los cargos y trasladado a México y no se abrió ninguna investigación.

Se dijo que el gobierno de México presionó a las autoridades para que lo dejaran libre o de lo contrario se impediría la presencia de agentes de la DEA en México.

Y este episodio trajo como consecuencia que se modificara  la Ley de Seguridad Nacional, los agentes extranjeros podrán ser autorizados para internarse temporalmente en territorio nacional para el intercambio de información, en el marco de los convenios y programas de cooperación bilateral suscritos por nuestro país.

Y en caso de que se compruebe que un gobierno extranjero por conducto de sus agentes incite o promueva la comisión de los ilícitos consistentes en cohecho, privación ilegal de la libertad de las personas, así como la sustracción de los habitantes del territorio nacional para ser llevados a juicio ante otro Estado, nuestras autoridades suspenderán la ejecución de los convenios de cooperación.

Los agentes no tendrán inmunidad en caso de incurrir en la comisión de delitos o por infringir las disposiciones normativas que prohíben a los extranjeros el ejercicio de funciones reservadas a las autoridades mexicanas.

Y los nostálgicos en el caso del desistimiento de cargos en contra del general, se quedan con el beneficio de la duda, ¿culpable o inocente?

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com