Lunes, 06 Abril 2020 00:00

De la ciencia ficción a la cruda realidad

Written by Salvador Rangel

Las novelas, las transmisiones radiofónicas y el cine han sido medios para entretener y crear fantasías y ficción; de las novelas se pueden citar La peste de Albert Camus; de la radio, el 30 de octubre de 1938 a las nueve de la noche, Orson Welles trasmitió una adaptación de la Guerra de los mundos y provocó histeria y caos en la población, hubo personas decían haber visto a extraterrestres; del cine son innumerables las tramas donde el villano no es un hombre… es un virus de origen desconocido que se propaga de forma invisible y amenaza a la humanidad, sin importar edad, posición económica ni fronteras.

En las películas hay un puñado de hombres y mujeres que luchan contra todas las adversidades, donde el poder político trata de ocultar a toda costa el verdadero riesgo de la enfermedad, hasta oscuros intereses económicos de empresas farmacéuticas trasnacionales. Y cuando todo parece imposible, triunfa el bien sobre el mal.

Tal vez la primera película que trató sobre el tema de los virus sea Pánico en las calles, de 1950 dirigida por Elia Kazan: trata del asesinato de un hombre en Nueva Orleans y al practicarle la autopsia se descubre que tenía peste bubónica y deriva en una investigación médica y policiaca.

La mayor parte de las películas son ciencia ficción, pero algunas tienen origen en hechos reales, tal es el caso de 93 días: la historia relata la lucha de un grupo de personas que buscan una cura contra el Ébola, en ella se destaca la participación de la doctora Stella Ameyo Adadevoh, que se infectó y falleció en su lucha por detener al mal.

Otra película con visos de realidad tal vez sea Contagio 2011, donde una mujer regresa de Hong Kong de un viaje de negocios y al llegar a su casa padece un resfriado que atribuye al cansancio y al cambio de horario, fallece a los pocos días, también muere su hijo y más personas, pero un cibernauta genera caos al propagar la noticia de que el gobierno oculta la verdadera dimensión de la enfermedad.

Hoy en día todo el mundo se encuentra frente a una situación nunca antes vista, cuarentena, escuelas cerradas, restricción de producción en empresas, cancelación de reservaciones para vacaciones, suspensión de eventos públicos y privados, se avecina una Semana Santa sin feligreses, pero qué sucede con los enfermos del virus, no reciben visitas de sus parientes, aislamiento total, y en caso de fallecer, no habrá velorio, y su cuerpo será metido en una bolsa especial, el ataúd no se podrá abrir y en el sepelio con todas las medidas de higiene y seguridad no podrán asistir más de cuatro personas.

La muerte nos acercó más a la Web, besos y abrazos de resignación virtuales, dolor sin medida por no estar cerca del amigo, del ser querido en su último adiós.

La pantalla del celular es nuestro escaparate para saludarnos, para recibir o enviar información, nunca estuvimos tan distantes para evitar el contagio, ni tan unidos para hacer frente a la pandemia, de la adversidad saquemos entereza.

Y los nostálgicos al recordar las películas se dan cuenta que la realidad supera a la ficción.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com