Lunes, 10 Agosto 2020 20:04

Las pandemias que vienen

Written by Salvador Rangel

Vivimos una pesadilla interminable, empezó a mediados de marzo con el confinamiento y suspensión de actividades no prioritarias, suspendieron clases, y dieron plazos para levantar las restricciones; llegó la fecha y de nueva cuenta una prórroga y así sigue, de plazo en plazo, como abonos chiquitos, las cifras de fallecidos aumentan en forma considerable.

Todos los sectores económicos resintieron pérdidas, los empleados quedaron a porcentaje de sueldo, otros perdieron el trabajo; finalmente se resolvió regresar a “la nueva normalidad”. La economía en todos los órdenes lo exigía, pero con restricciones, que desafortunadamente no cumple la mayoría de las personas, de ahí que el contagio y el número de muertos no disminuya.

Hay sectores que no se recuperarán fácilmente, entre ellos el educativo particular, no el de las grandes escuelas, sino el de las pequeñas, las de la colonia, las que operan a nivel familiar, algunas han dejado de recibir las colegiaturas y se han visto en la necesidad de despedir personal.

Otro sector son las papelerías, algunas son complemento de ingreso de un jubilado o desempleado, ahora con las clases virtuales la demanda de artículos escolares ha disminuido considerablemente, y así en cada sector hay “damnificados de la pandemia”; algunos han recibido apoyos económicos, pero no los suficientes para mantenerse a flote.

En cuanto a las personas recuperadas del Coronavirus no podrán incorporarse a sus labores habituales, la enfermedad seguramente dejará alguna secuela por determinado tiempo o de forma permanente, y algunos perderán sus empleos, otros damnificados.

Y la baja de ingresos provocará la deserción escolar, otros por la falta de motivación abandonarán los estudios, y una parte no seguirá en la escuela, con el tiempo se verán los resultados; se debe hacer algo para evitar que sea una generación perdida,

Y el gran reto para el próximo año es la elaboración de un presupuesto que cubra las necesidades detectadas y las que ha dejado la pandemia; entre ellas la rehabilitación de escuelas, no todas cuentan con servicios sanitarios adecuados, muchas funcionan en condiciones precarias y ahora ha quedado de manifiesto la falta de infraestructura tecnológica principalmente en las zonas marginadas de la república, donde no hay servicios de internet y mucho menos los alumnos tienen una computadora, se debe implementar un sistema para atender ese sector.

Y en el renglón médico, el número de personas que demanden servicios aumentará, quienes sufrieron merma en sus ingresos acudirán a los servicios públicos, se debe incrementar la oferta en espacios y contratar más personal en todos los niveles, administrativos, médicos generales y especialistas.

Y otro sector que requiere más recursos y de forma urgente es el de la seguridad, se requiere personal preparado y bien remunerado.

En junio se reportaron 17 mil 982 homicidios, incluidos los feminicidios, lo que representa 98.8 asesinatos por día.

Con frecuencia se lee en los periódicos la detención de presuntos delincuentes que operaban como cabecillas de determinado grupo criminal, tal parece que los integrantes tienen la capacidad de sobrevivir a la detención de sus jefes, pues siguen actuando, o bien se fraccionan y aparecen con otros nombres, con actividades y zonas específicas para delinquir.

Y los nostálgicos ven que no nada más el virus es pandemia, también hay otras que necesitan atención inmediata.

 

rangel_salvador@hotmail,com

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com