Anuario

La delincuencia anida en Querétaro

Durante 2014, la incidencia delictiva aumentó y el estado se convirtió en refugio para capos

Por: Noé Girón

En materia de seguridad pública, el 2014 dejó como saldo un aumento en 123% en el delito de robo a negocio con violencia, de enero a noviembre; en comparación con el mismo periodo de 2013 —según estadísticas oficiales a nivel nacional—. Además, se descubrió que los capos del narcotráfico Héctor Beltrán Leyva y Enrique Plancarte vivían en el estado al momento de ser capturados o abatidos por fuerzas federales, sin la participación de elementos de seguridad estatal o municipal.

Además, el Ejército y Secretaría de Marina también realizaron operativos en los fraccionamientos El Refugio y El Mirador sin que el gobierno estatal fuera notificado.

Las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema de Nacional de Seguridad Pública (SNSP) del año 2014 dan un total de 32 mil 302 delitos del fuero común denunciados de enero a noviembre en las diferentes agencias del Ministerio Público de la entidad.

Del total de delitos, sobresalen el robo a negocio con violencia, que incrementó 123% en comparación al mismo periodo de 2013; y el robo con violencia, que aumentó un 54% con respecto al año anterior.

El 2014 superó en los primeros 11 meses las cifras de incidencia delictiva registradas el año anterior. Aunque aún no se dan a conocer los resultados de la incidencia delictiva en diciembre del 2014, hubo un aumento porcentual de 27% en dicho aspecto.

Durante 2013 se denunciaron mil 602 robos con violencia; y en el 2014, 2 mil 469, es decir 861 casos más.

El robo a negocio con violencia tuvo un incremento que superó el 100%, ya que de enero a noviembre del 2013 se denunciaron 390 casos, mientras que en 2014 fueron 871 los casos registrados; es decir, aumentó 123%.

Mientras que dentro del rubro robo sin violencia, de enero a noviembre del 2013 se denunciaron 658 casos; en 2014 fueron 795; 137 casos — o 20%— más que el año anterior.

Durante el 2013 se denunciaron tres robos a instituciones bancarias, dos de ellos con violencia. En el año 2014 se denunciaron seis robos a instituciones bancarias, cinco de ellos con violencia.

Las lesiones dolosas aumentaron 33% y dentro de este rubro hubo 129 homicidios más que en 2013, cuando se presentaron 249 homicidios. En 2014, 26 de los homicidios fueron con arma de fuego, 21 más que en el 2013.

El aumento en los índices delictivos se evidenció a partir de las denuncias ciudadanas respecto a la inseguridad que se presentó en la entidad y en zonas específicas de la capital. Una de las denuncias fue la de Alfredo Serrano Valdés, líder de los comerciantes del Centro Histórico, quien, a finales de julio, advirtió del aumento de hasta el 80% en los robos a negocios ubicado en esa zona (Tribuna de Querétaro 712).

Otro punto en el que se identificó la proliferación de inseguridad fue en la delegación Epigmenio González, en donde se denunciaron intentos de secuestro a menores de edad en la vía pública, robos a negocio, robo a transeúntes e incluso “encapuchados” que apedrean unidades del transporte público (Tribuna de Querétaro 727).

Capo del narcotráfico vivió tres semanas en el estado antes de ser ultimado

La entidad también estuvo relacionada con la detención de dos líderes de cárteles del narcotráfico. La primera de ellas se realizó el 31 de marzo, cuando elementos de la Secretaría de la Marina-Armada ejecutaron a Enrique Plancarte —entonces líder del cártel de “Los Caballeros Templarios”— en el municipio de Colón.

Enrique “Kike” Plancarte era buscado por ser el segundo hombre al mando dentro de “Los Caballeros Templarios”, detrás de Servando Gómez “La Tuta”. Según habitantes de la zona, Enrique Plancarte habría llegado al municipio tres semanas antes, huyendo de las autoridades.

En el operativo no participaron ni elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), ni de la Procuraduría o policías municipales de Colón. Incluso, el gobernador José Calzada Rovirosa quiso evadir la realidad y dijo que la captura del capo “era completamente ajena” a la entidad.

Siete meses después de la ejecución de “Kike” Plancarte, la PGR comunicó la detención de Héctor Beltrán Leyva, también conocido como “El H”, uno de los narcotraficantes más buscados en México y Estados Unidos. Esta detención se llevó acabo en San Miguel de Allende, Guanajuato. Sin embargo, Beltrán Leyva vivía en Querétaro.

Su casa se ubicaba en Juriquilla y se hacía pasar como comerciante de bienes inmuebles y obras de arte. Al momento de su detención se encontraba acompañado de Germán Goyeneche Ortega, a quien se identificó como su operador financiero. Goyeneche Ortega era conocido en la entidad por ser empresario y militante del Partido Verde Ecologista (PVEM).

Fue parte de los forcados —a los que también perteneció el gobernador Calzada—, acompañó a Ricardo Astudillo, dirigente estatal del PVEM, en eventos públicos, y su primo Fernando es director de Inspección Municipal en el gobierno de Roberto Loyola Vera.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba