Anuario

Se le acabó la vía al TAV Méx-Qro

El máximo proyecto de comunicaciones y transportes en el estado sufrió un sinfín de reveses

Por: Noé Girón

Uno de los proyectos impulsados por el gobierno federal desde el 2013 es el Tren de Alta Velocidad (TAV) México-Querétaro, cuyo proceso estuvo marcado en 2014 por irregularidades, incertidumbre, incumplimientos, revocación de licitaciones y oposición de los habitantes de las inmediaciones de la zona de Calesa para que se instale ahí la estación del tren.

A mediados de agosto, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) hizo pública la licitación para el proyecto del TAV a la cual se inscribieron 16 empresas nacionales e internacionales, de las cuales, sólo tres permanecieron en el proyecto, debido a que la SCT dio un plazo de sólo 60 días para presentar un proyecto integral de trabajo.

Empresas de distintas nacionalidades manifestaron su inconformidad ante el “poco tiempo” que se dio para entregar un proyecto, por lo cual decidieron retirarse.

El lunes 3 de noviembre, se dio a conocer el fallo de la licitación que otorgaba a un consorcio de empresas encabezadas por la empresa china Railway Construction, quien tendría el 51% de la participación.

El otro 49% se otorgaría a constructoras mexicanas como constructora TEYA, propiedad de Juan Armando Hinojosa Cantú; GIA+A, propiedad de Hipólito Gerard Rivero; y Prodemex, propiedad de Olegario Vázquez Raña. Algunas de estas empresas realizaron diversos proyectos en el Estado de México durante la gubernatura de Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, apenas tres días después, el 6 de noviembre, la SCT comunicó que por órdenes del presidente Enrique Peña Nieto, quedaba revocada la licitación en donde habían ganado estas empresas. Argumentó “dudas e inquietudes”.

Ya en este año, la SCT anunció que este miércoles 14 de enero se darían a conocer las “pre-bases” para la nueva licitación en la que, según la SCT, no participarán las empresas Higa, Teya y GIA+A, anteriores ganadoras de la licitación.

Colonos se oponen a estación en Calesa

Desde el primero de diciembre del 2012, día en que Enrique Peña Nieto anunció el proyecto del TAV, hasta principios del 2014, poco se sabía al respecto.

No fue sino hasta junio de 2014 cuando se confirmó la ubicación específica de la estación, principal preocupación de los vecinos. La Secretaría anunció que ésta se ubicaría en la zona norte de la colonia Calesa, en terrenos pertenecientes a la SCT.

El anuncio generó inconformidad en colonos de la zona en donde se ubicaría la estación del tren, quienes se opusieron a la obra debido a las problemáticas y afectaciones que representaría la ubicación de la misma.

A finales de julio, se realizó la primera reunión de colonos en la colonia Calesa, a la que asistieron aproximadamente 500 habitantes de distintas colonias como San Javier, Álamos, Hércules, Balcones del Acueducto entre otras.

En esta reunión, en donde fue unánime la postura en contra de la construcción de la estación del TAV, surgieron diversas propuestas en información respecto al proyecto. (Tribuna de Querétaro 715)

Después de tres reuniones de vecinos y ante la poca respuesta de las autoridades municipales, estatales y federales, alrededor de 60 colonos asistieron a Palacio de Gobierno para sostener una reunión con José Calzada Rovirosa, en la cual se discutiría la ubicación de la estación. Durante esta reunión no se llegó a acuerdos. (Tribuna de Querétaro 719).

A mediados de septiembre, este medio evidenció omisiones y anomalías del Municipio de Querétaro para elaborar la opinión técnica sobre el proyecto del TAV. Incluso, la opinión técnica emitida por el Municipio de Querétaro carecía de validez debido a que ésta nunca pasó por la Comisión de Desarrollo Urbano y Ecología ni fue producto de un Acuerdo de Cabildo (Tribuna de Querétaro 721).

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba