electoral

Pide SUPAUAQ eliminar voto de académicos contratados por honorarios

Por Carlo Daniel Aguilar González

Con 19 intervenciones dentro de los últimos dos puntos de la orden del día, en sesión de Consejo Universitario se declaró la inamovilidad de los miembros del Consejo y se acordó la designación de los ocho integrantes que conformarán la Comisión Electoral encargada del proceso de elección de rector para el periodo 2012-2015.

En su intervención, Ángel Balderas Puga, líder del Sindicato Único del Personal Académico de la Universidad Autónoma de Querétaro (SUPAUAQ), pidió al Consejo Universitario que mientras no se regularice la situación laboral de los trabajadores académicos de la UAQ contratados por honorarios, estos profesores no tengan derecho a voto en la elección de rector.

 

“En sesión celebrada el pasado 23 de septiembre, el Consejo Consultivo de nuestro sindicato acordó, por unanimidad, solicitar a este Consejo Universitario que no se permita que los profesores contratados por honorarios puedan votar en los procesos de elección de autoridades universitarias, no sólo de rector sino también de directores, a menos que se regularice su situación e ingresen a nómina, lo que los convertiría en trabajadores con plenos derechos”, expresó Balderas Puga.

Además, añadió que entre los argumentos que los llevaron a hacer dicho pronunciamiento se encuentra que en el caso de los profesores contratados bajo este esquema “desafortunadamente se les niega el acceso a prestaciones laborales fundamentales, pero se les manipula para que participen con su voto en procesos de elección”. Puntualizó que son aproximadamente 823 los profesores contratados por este esquema (en toda la Universidad).

Otro aspecto que señaló el líder sindical fue la falta de uniformidad al momento de considerar a los profesores: mientras que para procesos de elección de autoridades universitarias sí se les llama maestros (y tienen derecho a votar), existen casos en los que no se les denomina ni considera maestros (como por ejemplo en el caso del pago de prestaciones sociales).

Al leer el pronunciamiento, discurso que fue proporcionado a estudiantes, académicos y periodistas que estuvieron en la sesión del Consejo Universitario, Ángel Balderas manifestó que en coyunturas de procesos electorales internos, los profesores terminan realizando actividades diferentes para las que fueron contratados.

Afirmó que dentro de las condiciones “degradantes” a las que se enfrentan estos académicos, “se encuentra su condición de indefensión que facilita su control para la realización de funciones y acciones que no se encuentran entre sus funciones para las que fueron contratados, como es la de participar en procesos electorales.

“Si su contrato especifica que su función es la enseñanza, la investigación y la difusión exclusivamente, incluir otras funciones no establecidas en el contrato, como lo es la de participar en procesos electorales, estamos ante una violación de los contratos”, alertó.

 

Sugieren presencia de observadores externos

Durante las participaciones y la discusión correspondientes a los dos últimos puntos contenidos en la orden del día (declaratoria de inamovilidad de los miembros del Consejo Universitario y nombramiento de la Comisión Electoral), se escucharon peticiones como la de considerar la presencia de observadores externos en el proceso, así como la de exigir a los (todavía) precandidatos enfocarse en presentar sus propuestas y planes de trabajo.

Luis Alberto Fernández García, consejero universitario de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, exhortó a los integrantes de la Comisión Electoral para que no se inclinen a favor del precandidato que los propuso para integrar la Comisión, tanto en sus decisiones como en el actuar al interior de dicha Comisión.

Gonzalo Guajardo González, docente de la Facultad de Filosofía, recordó que los ahí reunidos –en la sesión de Consejo– se deben a la sociedad, y que por ello era recomendable incluir la presencia de observadores externos durante el proceso de elección de rector.

En su segunda intervención, Guajardo González pidió que no se les nombre “candidatos” a los cuatro académicos que han manifestado su intención de contender en el proceso, hasta que la Comisión Electoral no emita la convocatoria y se registren oficialmente como candidatos.

Bernardo Romero Vázquez, también catedrático de la Facultad de Filosofía, resaltó que además de sumarse a la propuesta de permitir la presencia de observadores externos, éstos no solamente deben de provenir de organizaciones y asociaciones, sino que también pudiera incorporarse a ciudadanos interesados en el proceso.

Entre los temas que surgieron y motivaron comentarios en la sesión de Consejo Universitario, estudiantes, académicos y directores de Facultad se pronunciaron a favor de que se continúe dando seguimiento al caso de la estudiante de la Facultad de Psicología agredida en las inmediaciones del campus Aeropuerto (ver página 2 de esta edición) y las autoridades mejoren la situación que prevalece para los alumnos que acuden a esta unidad académica.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba