Sábado, 15 Mayo 2021 11:35

El Jardín de las Mariposas, la historia de un asesino en serie Featured

Escrito por: Rick Trejo

Hay cierta obsesión por la belleza. Incluso hoy en día, en donde las nuevas generaciones intentan romper los estándares y estereotipos, lucir atractivo aún es considerado un éxito en la vida. Hablo de la belleza superficial, claro. Y aunque este concepto puede ser muy subjetivo, existen ciertas convenciones sobre lo que se considera “bello” en el aspecto de una persona, como el color de los ojos, las facciones de la cara e incluso la personalidad. El Jardín de las Mariposas, un thriller escrito por Dot Hutchison, toma el concepto de la belleza para convertirlo en algo perturbador, que ha dado como resultado una novela llena de obsesión, violencia, y abuso.

La historia gira entorno a Maya, una joven sobreviviente de un lugar conocido como El Jardín, sitio en donde un sujeto conocido como El Jardinero, tiene secuestradas a un montón de chicas a las que marca con un tatuaje de mariposa en la espalda para que, a cierta edad determinada, sean violadas, asesinadas y embalsamadas para terminar en un aparador que El Jardinero cuida celosamente. Maya, al salir con vida de El Jardín, debe contar toda su experiencia mientras estuvo en ese sitio, introduciéndonos así a la historia de un hombre obsesionado con la belleza y las chicas a quienes les ha privado de la libertad.

Lo mejor de la historia es su trama. La estructura dinámica entre la entrevista de Maya con los oficiales y sus recuerdos hace que el lector se interese por conocer el resto de las circunstancias. Así mismo, Hutchison consigue crear un ambiente de tensión cuando es necesario, y sabe cómo estirar y aflojar las situaciones para que las escenas no sean tan abruptas o resulten lentas. En general, el ritmo es bastante bueno; la propuesta sobre saber los motivos del asesino, las historias de las demás mujeres secuestradas y lo que le espera a Maya consiguen atraer interés del público y motivarlo a llegar a las últimas páginas.

Sin embargo, El Jardín de las Mariposas tiene su defecto en lo más importante: sus protagonistas. Para empezar, Maya es un personaje tan plano que cuesta empatizar con ella. Es más fácil crear vínculos con sus compañeras secuestradas que con ella, pues su carácter y su historia son exagerados. Un ejemplo es la manera en la que cuenta su infancia que, aunque el punto era demostrar que Maya sufría desgracias desde pequeña, resulta ser incrédulo de lo exagerado que está, pues cuesta creer que una niña haya podido enfrentar tales situaciones de manera tan adulta, y sobre todo que, a su edad, fuera consciente de cada cosa que estaba pasando.

El otro personaje sin fondo ni forma es El Jardinero, quien más que villano parece estar ahí para justificar la miseria de los demás personajes. Sus motivos no son lo suficientemente creíbles para que el lector sienta las circunstancias que lo llevaron a secuestrar y embalsamar mujeres, lo que le resta importancia en la trama. Incluso Avery, el hijo de El Jardinero, funcionaba mejor como antagonista, llegando a sobrepasar la figura de su padre, y generando una sensación de terror más orgánica que la del propio asesino y secuestrador. Este personaje en cuestión tenía un gran potencial para ser explotado en la historia, pero Dot se deshace de él de la manera más sosa y conveniente posible.

De igual manera hay muchas acciones que pueden ser predecibles, y el final deja mucho que desear, aunque hay que resaltar el trabajo que se hizo con los personajes secundarios. Por ejemplo, los policías, cuyas vidas y motivaciones son más creíbles que las de Maya o El Jardinero, le dan particularidad y ambiente al desarrollo de la trama, pues sus conversaciones y discusiones hacen que uno pueda comprender por qué hacen lo que hacen, y la manera en la que se dirigen hacia Maya. Incluso las demás chicas secuestradas tienen la personalidad e historia que el personaje de Maya carece.

Finalmente podemos concluir que El Jardín de las Mariposas es una novela que tiene una propuesta interesante: hace uso de escenas que te mantienen pegado a la lectura y aterriza muy bien sus mejores cualidades. Sin embargo, hay mucho que queda a deber en cuanto a historia, y puede que al terminar el libro la sensación sea un tanto decepcionante. Pero todo lo que hay alrededor de la obsesión por la belleza, la estructura del jardín y las pobres mariposas te anclan a lo que será, por lo menos, una lectura entretenida.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com