Sábado, 15 Mayo 2021 11:46

The Call: Una historia de dos tiempos Featured

Escrito por: Paola Díaz Olvera

Qué difícil es hacer películas cuya idea principal gira en torno a los viajes en el tiempo. Siempre que encontremos una cinta que use las líneas temporales como pelota de ping pong, seguramente también nos encontraremos con varios huecos y fisuras en la narración. Aunque esto es algo a lo que ya nos atenemos desde el principio, no quiere decir que estás películas sean malas o carentes de toda lógica; al contrario, estás películas siempre resultan entretenidas por la cantidad de giros dramáticos que pueden tener y lo bien jugados que pueden estar. Este es el caso de The call, una película surcoreana que supo desarrollar todos sus elementos para traer un intrigante film.

The Call, es el debut de Lee Chung-hyun en los largometrajes. Aunque la pandemia impidió su estreno en los cines, fue lanzada para la plataforma de Netflix el 27 de noviembre del 2020. La historia está basada en The Caller (2011), una película coproducida entre Reino Unido y Puerto Rico.

Entre el terror y el tiempo

The Call bien puede entrar en varios géneros como el drama, misterio, el fantástico o la ciencia ficción, pero es la combinación del thriller y el terror con el juego del tiempo lo que le da sello a esta retorcida trama.

La película trata sobre la relación que se forma entre Seo-yeon, una mujer que perdió a su padre durante la infancia y que ahora vuelve con su madre para cuidarla, y Young-sook, una joven atormentada por su cruel madrastra que intenta “exorcizarla” (más bien matarla) bajo la idea de que su hija está poseída. Esta relación se establece mediante un teléfono inalámbrico viejo que Seo-yeon encuentra en su casa, el cual únicamente puede hacer y recibir llamadas de Young-sook. Lo curioso: Ambas residen en la misma vivienda, pero en épocas diferentes.

Entre ambas protagonistas hay una gran brecha. Seo-yeon habita en el año 2019 mientras Young-sook en 1999. Sin embargo, eso no es impedimento para que la comunicación entre ambas haga sus vidas más llevaderas entre varios beneficios mutuos que se dan mientras modifican su destino. Lo complicado empieza cuando Young-sook empieza a sacar a la luz sus serios problemas psicológicos, convirtiéndose en una asesina serial y desapareciendo cualquier rastro de sororidad que antes hubo entre ellas.

La película no deja que te distraigas ni un poco, siempre estás atento a los grandes cambios que se manifiestan en la historia, pues lo que hace Young-sook en el pasado repercute en el presente de Seo-yeon. Cada chica por su parte actúa para detener a la otra, pero con la ventaja de 20 años atrás que tiene la asesina. El ritmo nunca decae, siempre hay acciones determinantes, misterios que revelar y sucesos que impedir para burlar a la muerte, todo en una cinta de menos de 2 horas bien planificada, por lo que tampoco hay un amontonamiento de escenas. Que no se te pase, la película tiene un after credit.

Duelo psicológico

Todo este enfrentamiento lleno de ingenio y violencia entre las dos chicas, hace que los cambios no solo repercutan en su línea temporal, sino también en ellas. Sus personalidades iniciales se pierden dentro de las trampas tendidas hasta caer en desesperación absoluta. Poco a poco vemos cómo ambas mujeres se trasforman al estar atrapadas y limitadas por el control que tiene la una sobre la otra.

Cabe destacar el gran trabajo que realizan las actrices principales, pues todo el tiempo nos dejan ver el estado psicológico al que se someten sus personajes. Seo-yeon es interpretada por Park Shin-hye, una conocida actriz y modelo a quien estamos acostumbrados a ver en K-Dramas de comedia romántica como “You're Beautiful (2009)”, aunque también tuvo un papel protagónico en la película de horror zombie, “#VIVO”. Por otro lado, Young-sook es interpretada por Jeon Jong-seo, la coprotagonista de “Burning (2018)”.

Puede que el ir y venir entre dos escenarios temporales más la representación de los recuerdos de los personajes hagan de la historia algo más confuso de por sí, es por ello que hay un buen acompañamiento de luces y cambios de color, además de una ambientación para darle coherencia a la época que acontece.  

La trama obedece una determinada lógica dentro de su estructura que ayuda al espectador a entender y sobre todo a convencerlo de que lo que está sucediendo es posible. Los pequeños agujeros narrativos no hacen de “The Call” una experiencia menos disfrutable.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com