Martes, 04 Febrero 2020 00:00

Stewart en el Corregidora: el regreso del rock tras Avándaro

Escrito por: Ismael Moreno

La presencia de Rod Stewart fue significativa no sólo por la talla internacional de su persona, sino porque marcó una nueva oportunidad para el rock en el país.

El estadio Corregidora ha sido sede de diversos espectáculos de talla internacional, uno de ellos fue la presencia del rockero inglés Rod Stewart, misma que significó una nueva oportunidad para el rock en el país.

Su gira ‘Out of Order’ en 1989 regresó eventos de rock de talla internacional a México, al visitar las ciudades de Guadalajara, Monterrey y Querétaro. Sin embargo, nuestra ciudad se “coló” en el itinerario sólo porque no se obtuvieron los permisos para presentarse en el entonces Distrito Federal.

El 9 de abril fue la primera fecha de las dos programadas, pues la demanda había sido tal que tuvieron que abrir otra fecha cuatro días antes de su presentación. Las expectativas eran altas; incluso la publicidad para el evento tenía el eslogan “El concierto de rock que hará histeria”. Los boletos se agotaron en pocas horas, y se confirmaban 60 mil personas en el estadio en su primera noche, mientras que otras 30 mil lo harían al día siguiente.

Con los antecedentes del Festival de Avándaro de 1971, México sufrió un ataque mediático de distintos poderes –oficiales y fácticos- con el cual hubo una censura de los hechos hacia actividades multitudinarias de este tipo.

Con esto sobre la mesa, Stewart representaba una nueva oportunidad para que el rock pudiera exponerse de manera masiva en nuestro país; pero aparte de emoción había preocupación, pues era evidente que con los antecedentes tenían que existir mecanismos de seguridad tanto para los asistentes como para los artistas.

El estadio Corregidora fue blindado completamente por las corporaciones policiales. Con una rigurosa revisión en las entradas, de poco a poco fue entrando la gente al lugar, pero el conflicto comenzó cuando algunas personas intentaron entrar al concierto sin boleto.

Eso ocurría afuera. Mientras, adentro la gente comenzaba a brincarse las rejas que separaban el campo de las gradas, otros brincaban de la parte más alta hacia los palcos y de ahí hacía la planta más baja del estadio, pues de igual manera querían estar cerca del rockero.

Finalmente, el Grupo Neón, telonero de aquella primera noche, terminaba su participación y en camionetas negras llegaron Rod, su banda y mucha seguridad. Se apagaron las luces y las primeras notas de ‘Hot Legs’ hicieron vibrar el estadio. Fue así como iniciaba el regreso del rock a México: 60 mil personas, Stewart usando un saco amarillo y la juventud extasiada.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com