Jueves, 28 Enero 2021 00:00

“El que no conoce a Chifo, no conoce Amealco”: locatarios amealcenses

Escrito por: Emilia Aguilar

La gente que lo conoce es amable con él, no muchos saben de su vida; aún así le tienen aprecio y lo apoyan con lo que pueden: tenis, ropa, cortes de cabello e inclusive le hicieron un poema que hizo rodar sus lágrimas de la emoción.

Amealco, Qro.- Chifo (como lo conocen en el municipio) es un hombre adulto cuya edad no se sabe. Él tiene la noción de que cumple años en abril, pero con el paso de los años lo ha olvidado. Lo que sí sabe —además de unos cuantos— es su nombre completo: José Marcelino Flores Navarrete. Es proveniente del estado colindante, pero vive junto al mercado de Aculco de Espinoza.

Aunque se encuentra —aproximadamente— a una hora de distancia, procura visitar Amealco diariamente. Para lograrlo, se transporta en las “guajoloteras” y llega al municipio a las 10 de la mañana; se dirige de la central de autobuses al mercado municipal “López Portillo”. En las cocinas 69 y 75 siempre le ofrecen algo de almorzar, su comida favorita es la pancita de res.

Cuando termina de deleitar el paladar se dirige a los locales dentro del mercado donde se encuentran las carnicerías y fruterías, ahí siempre lo reciben con un “Hola Chifo” “¿Cómo estás Marcelino?”, pocos presumen saber su nombre. Ahí pasea a lo largo del día y pide “lo que sea su voluntad” a la gente que accede a darle una moneda.

Cuando vuelve a la hora de la comida a las cocinas, toca uno de sus instrumentos: “la maraca” —que alguien alguna vez le regaló—. Antes tocaba también el violín y el tambor, pero en un momento de distracción —como él mismo señala— se los robaron.

No obstante, tiempo después —y gracias a Eduardo Ruíz, un joven pintor amealcense— recaudó fondos para un violín nuevo con la venta de ilustraciones hechas por él, que ahora Chifo presume con orgullo a todo el que ve: “Me lo dio Lalo, él me dibujó” y sonríe de lado a lado. A Chifo le gusta mucho la música; su género favorito son las rancheras y las norteñas; él dice: “Si me muero me llevo mis instrumentos en la caja para tocar allá arriba”.

La gente que lo conoce es amable con él, no muchos saben de su vida; aún así le tienen aprecio y lo apoyan con lo que pueden: tenis, ropa, cortes de cabello e inclusive le hicieron un poema que hizo rodar sus lágrimas de la emoción. La gente comparte sus fotos con cariño y comentan “El que no conoce a Chifo, no conoce Amealco”, “Él es más conocido que un presidente municipal de Amealco”, “Chifo es patrimonio invaluable de Amealco”.

Al finalizar todo su recorrido por el mercado y sus alrededores, regresa a la central de autobuses hacia Aculco a las cinco de la tarde, pues su tía (su única familiar) lo espera en casa. Llega y enciende la televisión listo para ver cualquier canal que se muestre, dice que ya no sale Raúl Velasco, que ya murió, pero lo recuerda por su dicho que él también predica “Amor y Paz”.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com