Miércoles, 17 Febrero 2021 00:00

Olvidada y sin apoyos, base de transporte colectivo en Amealco

Escrito por: Emilia Aguilar Hernández

Aunque el Instituto Queretano del transporte obliga a los operadores a realizar un examen en sus instalaciones y en el ICATEQ, se deslindaron de ofrecer algún apoyo a la base con el argumento que no cuentan con ello y que además no les compete.

Amealco, Qro. - La base de transporte colectivo del que parten unidades hacia las comunidades que conforman el municipio de Amealco está olvidada, no cuenta con espacios dignos ni la supervisión pertinente en cuanto a medidas sanitarias por la pandemia. La cuestión se replica en toda la región, de acuerdo con usuarios y operadores; mientras que el Instituto Queretano del Transporte (IQT) se ha deslindado de las condiciones del paradero y su funcionamiento.

“No es solamente en esta zona donde tenemos este problema, es en todo el municipio y el estado, no veo la diferencia entre una ciudad a una comunidad para que no nos den unas paradas dignas, para nosotras es muy peligroso en las tardes pues el último viaje es a las 7:00 p.m. y a las mujeres que regresan de su trabajo las dejamos a pie de la carretera, no hay alumbrado público ni siquiera una lámpara, pese a que el chofer se baja para verificar si la zona es segura para el descenso de la unidad de las mujeres no es algo que se pueda hacer siempre” explicó Silvia Pascual, representante de Transporte colectivo de Amealco.

Por su parte, Jonathan (operador de la ruta a la comunidad del Garabato) relató que la base de unidades desde que el transporte colectivo de Amealco se asentó en su actual espacio en el año de 1995 no se ha tenido ningún tipo de intervención por parte del gobierno municipal, pues el piso firme con el que cuentan fue colocado hace apenas dos años con la cooperación de los transportistas, y el techado de lámina con el que actualmente cuentan es el mismo que está desde hace 26 años, el cual fue donado por parte de la asociación ganadera de Amealco, pues ahí es donde anteriormente se asentaban cuando se llevaba a cabo la feria anual.

Asimismo, el operador expuso que de un total de 60 unidades que operan en la base, solamente se cuenta con 24 espacios para la zona vehicular, puesto que actualmente el IQT ha comenzado a solicitar que las unidades cuenten con espacio para más de 21 usuarios, lo que ha generado que al contar con camiones más grandes se reduzca el espacio, además de que en el predio se han ido colocando más comercios, por lo cual calculó que en dos años más ya no sea suficiente para dar capacidad a todo el transporte suburbano.

Sin embargo —y aunque el predio en el que se ubica la base está en calidad de ser prestado por un ciudadano amealcense—, tanto Jonathan como los demás transportistas han externado sobre las necesidades de un nuevo espacio que cuente con todas las condiciones ideales, la cercanía a la zona centro, y un espacio suficiente para que quepan todos los vehículos; que se tenga un espacio salubre y seguro para los usuarios, además de baños dignos para todos, pues con ello se podría promover un bien para la sociedad de la demarcación.

Por su parte, respecto a la opinión de los usuarios de transporte colectivo, jóvenes estudiantes que usan el servicio para trasladarse constantemente enfatizaron que entre los principales problemas se encuentran el desorden, la falta de limpieza y el caso omiso de la población que abordan las unidades hacia las indicaciones del uso de cubrebocas, por lo que en algunas ocasiones los choferes tampoco lo solicitan para evitar confrontaciones. Por otro lado, no hay horarios fijos, por lo cual algunos de los usuarios desconocen el tiempo que deben esperar para que lleguen las unidades y a veces estas van muy llenas sin respetar el lineamiento de la sana distancia.

De acuerdo con datos del Programa Estatal de Transporte de Querétaro, la cobertura del servicio de transporte público en el municipio de Amealco —hasta el año 2016— estaba integrado por 48 rutas suburbanas y 70 vehículos, que en suma recorrían una distancia de 2 mil 90 kilómetros, con tiempos que iban desde 31 minutos hasta dos horas y 20 minutos.

Actualmente, de acuerdo con Pascual, hay alrededor de 45 rutas que operan en diferentes zonas del municipio; el encargado de regular y vigilar la organización de las rutas es el Instituto Queretano del Transporte (IQT), quien además delega el envío de inspectores para verificar el cumplimiento de las normas.

Además, respecto al desempeño del IQT señaló que antes de la actual pandemia los operadores de la ruta de San Ildefonso recibían de su parte —y en conjunto con la policía municipal y estatal— pláticas y cursos de temas que iban desde viabilidad, manejo a la defensiva, hasta artículos, sanciones, obligaciones y responsabilidades de los operadores y los usuarios; pese a que se tuvieron que detener este tipo de pláticas, se sigue solicitando que cada chófer presente un examen en el IQT así como con en el ICATEQ para poder obtener sus tarjetones y operar sus unidades.

Respecto al espacio destinado para la base, Pascual explicó que aunque los operadores han tenido pláticas con autoridades del gobierno municipal de Amealco, se ha negado el apoyo para mejorarla, puesto que no se ha podido tener intervención dado que está localizada en un predio privado, donde no se puede aportar ningún tipo de apoyo ni aunque que se trate de un servicio que es público; por su parte, el IQT ha expresado que no se cuenta con el recurso para apoyar y que tampoco es algo que les competa.

Para finalizar, Silvia Pascual reiteró que para poder realizar una mejora en la base tienen que intervenir desde el gobierno municipal hasta el federal, ya que lo fundamental es ver por las necesidades de las personas porque la prioridad tiene que ser siempre el usuario; asimismo, hizo un llamado a los usuarios a tener más conciencia sobre el cuidado de las unidades de transporte e invitó a mantenerlas limpias, utilizar gel antibacterial, cubrebocas y a cumplir los protocolos de salud para cuidarse.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com