Jueves, 22 Abril 2021 00:00

Adultos mayores de La Valla en SJR acudieron a vacunarse contra Covid-19

Escrito por: Ana Paola Mendoza

Al paso de los minutos, con rebozos, sombreros, bastones y chales, cada vez más adultos llegaban al centro; algunos venían en grupos, con sus familiares y otros tantos con sus parejas.

San Juan del Río, Qro.- Desde muy temprano, la Brigada Correcaminos estuvo organizando a las personas para llevar a cabo la esperada vacunación en San Juan, que comenzó el lunes 12 de abril.

Al llegar al lugar de la vacunación en el centro de salud a las 7:40 de la mañana, el movimiento fue notorio. “Vamos a revisar sus papeles, ténganlos a la mano”, gritaban las integrantes de la brigada a las primeras personas que estaban allí. “Siéntense para que les podamos poner su pulsera”.

La mañana era fresca a esas horas, pero las tonalidades del cielo pintaban que en la tarde se desataría el calor. Había dos explanadas, la primera era para recibir a los adultos mayores y la segunda para aplicarles la vacuna en cuatro módulos. Ambas tenían suficientes sillas de espera. Al paso de los minutos, con rebozos, sombreros, bastones y chales, cada vez más adultos llegaban al centro; algunos venían en grupos, con sus familiares y otros tantos con sus parejas.

“Es importante que vengan desayunados”, “esperamos a que llegue la vacuna para empezar”, anunciaban las brigadistas, que recorrían fila por fila para revisar los documentos de los adultos y colocar las pulseras que les darían acceso a la siguiente explanada.

Amanda Camacho, coordinadora de la brigada de San Juan, se desplazaba de un lugar a otro. “El día de hoy se espera aplicar de mil a mil cien vacunas”, expresó. La vacunación comenzó a las 08:00 horas.

“Yo creo que la vacuna es real, y hay que hacerle la lucha para seguir viviendo” declaró el señor Rafael Álvarez, quien asistió en compañía de su esposa para recibir la primera dosis de la vacuna, —¿En algún momento sintió miedo de vacunarse? —“No, nada. Dios nos da oportunidades, pero también debemos poner de nuestra parte”.

A las 08:30 horas, los adultos que tenían ya puesta su pulsera, pasaban a la explanada en donde estaban los módulos de vacunación, con personal médico de la Secretaría de Salud del Estado de Querétaro (SESEQ). Entonces, arrancó la jornada.

“Jessi, pásame bastón y silla de ruedas primero” se escuchó, de extremo a extremo. Fue así como desfilaron los primeros beneficiados con la vacuna, hacia la explanada. Una vez adentro, se encontraban sentados cómodamente; mientras, por secciones de módulos les hacían la siguiente explicación: “El día de hoy les vamos a aplicar la vacuna Pfizer, descúbranse su brazo izquierdo. Después de su vacuna, los retendremos de 20 a 30 minutos para observar sus reacciones.”

Rumbo a las 09:00, “¿cómo se siente?, ¿bien?, entonces usted ya puede retirarse”. De las primeras personas en salir fueron las hermanas Álvarez Reséndiz, un trio lleno de apacibilidad por la vacuna. Sillas de ruedas y bastones salían despacio, podían regresar a casa, porque ya les habían aplicado la vacuna de la que mucho se había hablado.

“Todo estuvo bien organizado” se escuchó mientras un par de señoras salía del recinto. “Es verdad, la organización fue mejor de lo que se hubiera esperado, tal vez lo que pudo haber ayudado es que fue un centro que atendió a pocas comunidades”.

Ahora se espera la segunda dosis, para que la primera tenga efectividad; de 21 a 42 días se debe de aplicar, según el doctor Felipe Meza.

Los abuelos siempre tienen anécdotas y recuerdos de los cuales no somos exentos de escuchar, la vacunación para muchos es un nuevo relato que se incorpora para ser contado después.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com