Lunes, 08 Marzo 2021 00:00

Delfina Gómez y conciencia de clase

Escrito por: Luis Oscar Gaeta Durán

Los 22 principios rectores de la CNTE exponen el compromiso que dicha organización tiene con el pueblo de México pues, en ellos se plasman los ejes que dan dirección a su proceder.

El día 15 de febrero, Delfina Gómez asumió el cargo de titular en la Secretaría de Educación Pública (SEP) y manifestó que “las maestras y los maestros tienen una oportunidad histórica para transformar al país”. Además, refirió que los profesores habían perdido la conciencia de clase a causa de las políticas neoliberales.

Sin embargo, a la maestra Delfina se le olvidó que los profesores adheridos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), por más de cuatro décadas, nunca abandonaron su conciencia de clase. Por el contrario, los “centistas” han combatido al capitalismo.

Los 22 principios rectores de la CNTE exponen el compromiso que dicha organización tiene con el pueblo de México pues, en ellos se plasman los ejes que dan dirección a su proceder. A diferencia de las dependencias gubernamentales, Secretarías y demás organizaciones controladas por el Estado, la Coordinadora tiene claros sus objetivos y formas de lucha en contra del neoliberalismo.

Muestra de ello, son los principios 6, 7, y 8 que a la letra dicen:

6. Es una escuela preparatoria para la lucha general contra la burguesía y su Estado, con el objetivo de destruir el sistema capitalista.

7. Eleva la conciencia de clase y educa políticamente […].

8. Lucha constante y consecuentemente por el mejoramiento de las condiciones de vida y la defensa de sus intereses y derechos de clase.

Ni que decir del combate al “charrismo sindical”, la democratización del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y el reconocimiento de la clase trabajadora como “fuerza fundamental para el cambio estructural de la sociedad”. Los centistas legitiman la lucha de clases –ignorada por Delfina Gómez- como motor principal para la transformación del país.

Además, la oposición de la CNTE hacia la Reforma Educativa (RE) -impuesta por Enrique Peña Nieto (EPN)-, fue una muestra reciente del compromiso que el magisterio disidente tiene en favor de la educación pública, el derecho al trabajo y contra el neoliberalismo. De ahí que, la oportunidad histórica de enfrentar al capitalismo no es exclusiva del gobierno Obradorista.

Igualmente, en sexenios pasados, la Coordinadora se opuso a la Ley del ISSSTE, externó su rechazo a la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LyFC), manifestó su apoyo al EZLN, apoyó las luchas populares, estudiantiles y campesinas. La historia de la CNTE confirma su conciencia de clase y hace evidente su interés por transformar al país en favor de la clase trabajadora.

Empero, la maestra Delfina pasó desapercibida la incesante lucha de la Coordinadora. Por ello, ahora afirma que la conciencia de clase se perdió y que la oportunidad de transformar a México le pertenece a la 4T y reconoce la figura de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) como el único referente para cambiar al país.

Finalmente, cabe preguntarse si Delfina Gómez —a través de la SEP— tiene pensado un proyecto educativo para rescatar o fomentar la conciencia de clase, procurar la transformación social del país y oponerse a las políticas educativas neoliberales. Ojalá que su discurso no sea parte de un monólogo mañanero y se materialice en la formación de un magisterio crítico y comprometido con la clase trabajadora.

La maestra Delfina tiene la oportunidad histórica de implementar un modelo educativo anti-neoliberal, salvar la educación pública de la mercantilización, mejorar la formación docente, reforzar las escuelas Normales (urbanas y rurales) y eliminar la “mafia del poder” al interior de la SEP. En fin, son muchos los retos y, para superarlos, se requiere mucha conciencia de clase.

Tal vez te pueda interesar: « Conciencia de cuenca Otro 8 de marzo »

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com