Lunes, 08 Marzo 2021 00:00

“Nenis”, una forma de resistencia a la economía patriarcal

Escrito por: Victoria López Luna

Según el Inegi, la situación laboral de las mujeres ha sido más afectada por la contingencia sanitaria a comparación con la de los hombres; con una pérdida de empleo mayor, una recuperación más lenta de la ocupación y condiciones laborales menos favorables”.

Emprender por gusto o necesidad, siempre viendo por su seguridad y dándole otro significado a las burlas de internet. Las “nenis” adquirieron visibilidad por su iniciativa de venta en redes sociales y su forma de romper con los esquemas tradicionales de comercio, así como una resistencia a los estragos económicos de la pandemia por COVID-19.

Kenia Salas (integrante del Centro Interdisciplinario de Estudios de Género) aseguró que el tema de las “nenis” está articulado desde una mirada misógina. Retomando el origen del tema en medios de comunicación, la entrevistada explicó que es el temor de los hombres a la libertad económica de las mujeres lo que generó esta “burla”.

Kenia declaró que a lo largo del tiempo el dominio económico por parte de los varones ha sido una de las herramientas principales del patriarcado, por lo que existe un rechazo de estos hacia las maneras en que las mujeres buscan no depender del yugo económico de los hombres ya que es a partir de este que se genera la dependencia de otros ámbitos.

La activista expresó que además de que el acceso a la educación no es igualitario con el de los hombres, las actividades domésticas han sido relegadas a las mujeres, lo que dificulta su inserción laboral: “Se realizan este tipo de actividades porque no hay otras formas de resistir”, sostuvo.

De acuerdo con los datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), en el último trimestre del 2020 el 52.9 por ciento de las mujeres se encontraban en situación de informalidad laboral. Aunado a esto, la ocupación laboral por parte del sector femenino disminuyó cinco puntos porcentuales respecto al primer trimestre. Conforme a los resultados de la ENOE, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) afirmó que “la situación laboral de las mujeres ha sido más afectada por la contingencia sanitaria a comparación con la de los hombres; con una pérdida de empleo mayor, una recuperación más lenta de la ocupación y condiciones laborales menos favorables”.

Vender por internet

Dafne Calderón se interesó por las ventas desde que era una niña. Comenzó a ayudar a su papá en los distintos oficios que ejercía y de ahí se introdujo al mundo de las ventas. Hace 10 años comenzó a vender por internet buscando generar un ingreso extra para ella y sus hijos, ya que el salario otorgado en su trabajo no era suficiente y los gastos cada día iban en aumento.

De a poco aprendió de las ventas a través de redes sociales e integró a otros miembros de su familia a la labor, aunque en un comienzo solamente vendía los artículos que ya no ocupaban; con el tiempo —junto con su mamá— emprendió un negocio llamado “Mujeres de Chocolate” en donde ofertan arreglos de fruta y otros productos del rubro desde hace más de cinco años.

Tras encontrar una afinidad con las ventas y pensando en mejorar su negocio, Dafne ingresó a la carrera de Mercadotecnia. Para esto fue necesario buscar una universidad que se ajustara a sus tiempos y le permitiera trabajar, ya que a pesar de tener su negocio propio seguía trabajando.

Para Dafne, el haber emprendido la hace sentir una mujer realizada, aunque confiesa que junto con su trabajo de planta y la universidad sus tiempos son limitados. Ahora que ya es graduada en Mercadotecnia espera encontrar el reconocimiento laboral y un trato más eficaz con sus clientes.

Emprender mientras estudias

Para Katty Maldonado la historia fue diferente. Hace unos cuatro meses sacó al mercado su página ‘Beauty Warriors Box’ con el propósito de asegurar cierta estabilidad económica para no depender de terceros y pensando en el futuro incierto que existe al terminar la universidad.

A pesar de haber transitado por varios empleos, Katty no encontró en ellos una plataforma segura para generar ingresos, ya que sufría constantemente acoso, y por eso ideó el emprender a través de internet.

Al preguntarle sobre la comunidad de ventas en Querétaro, Katty comentó que hasta ahora no ha encontrado una respuesta positiva, pues las interacciones que hay entre las mujeres que venden a través de redes sociales se limita mucho y hay poco diálogo sobre situaciones que pudieran enfrentar.

Punto medio

Algo en lo que Dafne y Katty coinciden es en la cuestión de la seguridad y el autocuidado. Para ambas es importante revisar los perfiles de quienes se comunican con ellas para comprarles y asegurar que sea una persona real y con referencias.

Las estrategias que hasta ahora ha utilizado Dafne para sus entregas consisten en compartir su ubicación con alguien de confianza y si es un lugar desconocido acudir acompañada; esto porque anteriormente ha experimentado situaciones que la hicieron sentir en peligro. Asegura que prefiere perder productos o dinero para evitar que le suceda algo.

Por otro lado, Katty aseguró que no es nada flexible con los puntos y horarios de entrega y que tiene sitios establecidos que deben ser cercanos a su casa, muy concurridos y en un horario específico en donde todavía haya luz natural. Aunque hasta ahora no ha tenido ningún inconveniente relacionado con el negocio, aseveró que para ella el autocuidado es algo indispensable.

La burla del patriarcado

Respecto a los comentarios que se han desatado las últimas semanas alrededor de estas mujeres, las entrevistadas emitieron opiniones diversas. Por una parte, Dafne declaró que le parece molesto que exista esta burla o estos apodos, ya que la gente desconoce por lo que tienen que pasar y que muchas veces vender por internet sostiene a familias enteras.

Katty, en cambio, aseguró que prefiere ignorar este tipo de comentarios, pues sabe que las mujeres siempre son foco de burla por múltiples razones, así que prefiere concentrarse en conocer las experiencias de las mujeres que conocen la realidad de lo que es vender a través de redes sociales para cubrir tus necesidades.

Por último, Kenia considera que es importante encontrar nuevas formas de nombrarse entre estas mujeres y no recuperar una palabra que nace del desprecio hacia las formas de organizarse de las mujeres: “Es necesario no reivindicar una palabra que nace del odio hacia nosotras”, concluyó.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com