Lunes, 31 Mayo 2021 00:00

La fascinación mexicana por el abismo del poder (I)

Escrito por: Israel Covarrubias

En los dos últimos años fuimos testigos de dos juicios con resonancias globales que tuvieron lugar en los tribunales de Estados Unidos. Lo interesante es que en ambos México estuvo en la controversia. Me refiero, en primer término, al juicio contra Joaquín 'El Chapo' Guzmán, el maestro de la 'concertacesión criminal', condenado a cadena perpetua a mediados de 2019. En segundo término, al juicio contra Keith Raniere, líder y fundador de la secta NXIVM, organización que mezclaba el fenómeno de la estafa con el esclavismo sexual de sus agremiadxs, que en 2020 fue sentenciado a 120 años de prisión. La relación de este líder con algunos prominentes miembros de la élite política mexicana es de llamar la atención, ya que en el 'affaire' están involucrados personajes ultra-conocidos de las élites locales, como el hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari o la hija del dueño del periódico Reforma. Hoy sabemos que Mario Delgado, dirigente de Morena, se cuenta entre los elegidos de Raniere.

La fascinación local por NXIVM es importante, ya que recientemente hemos tenido noticias que atañen de nueva cuenta a México. En marzo pasado, Clara Luz Flores, alcaldesa del municipio de Escobedo en Nuevo León, hoy candidata a la gubernatura del estado por el partido Morena, fue puesta en evidencia en plena carrera por su opositor del PRI, Adrián de la Garza, al relacionarla con el líder criminal de la secta, Keith Raniere, a través de un video donde la candidata entrevista al líder. Clara Luz negó la relación con el criminal, pero después dijo que sólo había tomado 'un curso de superación personal'. Al final, la candidata aceptó su 'error' y pidió disculpas públicas. La anécdota expresa diversos ángulos de la dimensión metapolítica que tiene el poder político en México.

Primero, la relación entre las sectas con el poder político en México, incluyendo el esoterismo y formas de religiosidad popular como la santería, tiene una larga historia. A título de ejemplo, recordemos el caso de Francisca Zetina, 'La Paca', utilizada como 'rastreadora' de políticos 'desaparecidos'; o el los 'narcosatánicos', dirigidos por un santero de origen cubano, quien logró meterse a los más recónditos sótanos del poder político, la policía de la Ciudad de México, la farándula y el empresariado, en los años ochenta del siglo pasado.

Segundo, si en la política el tiempo lo es todo, las sectas fundan su éxito en una superación del final de los tiempos. Los adeptos a las sectas compran la certeza de que es posible cambiar la duración del tiempo. Así, la fascinación que ha producido a las élites locales la organización de Raniere, se debe a que NXIVM dibujaba para muchos de sus miembros un tiempo por venir lleno de éxito y reconocimiento.

Tercero, la ceguera frente al 'líder' Raniere, se debe al enganchamiento en una política de la fe y las creencias por parte de sus adeptos. Lo que dice el líder termina por volverse narrativa unificada, verídica, aunque su discurso sea hilarante. En ese intercambio pareciera que existe un elemento indecible, un núcleo secreto incolmable, que anuncia la fascinación de las élites mexicanas por sucumbir a los abismos del poder.

Ahora bien, lo que exige una discusión seria es el hecho de que esas élites, seducidas por el esoterismo de Raniere, son las que gobiernan al país, o las que lo pretenden gobernar, determinando el destino de millones de personas. El problema radica en que pueden empujar su conversión sectaria hacia la invención de un delirio político colectivo, donde todos saldríamos perdiendo.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com