Lunes, 26 Abril 2021 00:00

Cuando lo oscuro no se ve, porque no quiere verse

Escrito por: Carmen Vicencio*

Dijo una vez una concejal española, que la peor desgracia de los pobres, “no es tanto no tener dinero sino votar por quienes, desde el poder, los explotan, marginan o excluyen de la buena vida”. No sólo es de lamentar que voten por ellos, sino que piensen como ellos, les den la razón y aspiren a ser como ellos.

En tiempos electorales se renueva la reflexión sobre qué es la democracia y qué buscamos al votar por determinado candidato. Sólo que lo que experimentamos en los últimos tiempos, nos lleva a dudar de si realmente tenemos una democracia o lo que tenemos más bien es una mera simulación que oculta la realidad: un mercado en el que diversas franquicias partidistas compiten ferozmente entre sí, para vender ilusiones y conseguir más clientes, en una licitación que sólo permite ganar a un competidor, excluyendo a los demás; un competidor que ya ha amarrado previamente varios negocios con grandes empresas y que necesita de votantes para concretarlos.

En esta lógica, cada partido o candidato hace sus estudios de marketing, para averiguar qué promesas, slogans, imágenes o discursos pueden tener más éxito. Entonces ofrece miles de trabajos eventuales a: publicistas, repartidores de volantes, pegadores de carteles, colocadores de lonas, encuestadores, locutores, blogueros, youtubers, levantadores de anuncios en los semáforos, voceadores, repartidores clandestinos de despensas, camisetas, tinacos, bultos de cemento y demás; muchos de los cuales (si no, la mayoría) están dispuestos a hacer todo eso, aún sin tener ninguna convicción por el partido que promueven, pues lo que buscan sólo es ganar algunos pesos.

En este período electoral, difícilmente encontramos candidatos con visión de Estado, con proyectos de nación claros, con sólidos planteamientos o estudios sesudos y datos duros, que evidencien los verdaderos problemas sociales y ofrezcan soluciones de fondo.

“Al cliente lo que pida” es la consigna más recomendable para ganar. Como el pensamiento, los afectos y deseos de dicho cliente están colonizados por el mercado, lo que el potencial votante pide es, con frecuencia, lo que al mercado le conviene o lo que el candidato interpreta que ese cliente necesita.

Así vemos las caras siempre sonrientes de candidatos que dan giros inesperados para hablar con perspectiva de género, hacer homenajes al feminismo o a la ecología, ofreciendo seguros de desempleo, salarios “rosas” o “verdes” (que antes se tachaban de “populistas”), proponen crear nuevas secretarías: de la igualdad, del medio ambiente, de la mujer, del adulto mayor…, lo que el cliente pida.

Hace 3 o 6 años o 9 o 12…, otros candidatos aparecían igual de sonrientes en gran cantidad de espectaculares en todo el estado, prometiendo también, un sinfín de “mejoras para ti”.

Por alguna extraña razón, los gobernantes vienen y se van y las mejoras no llegan a ciertos lugares de nuestro estado ni de nuestro municipio. Todos presumen nuevos planes de desarrollo que, o no se concretan o benefician en los hechos sólo a quienes ya viven en zonas privilegiadas y, en cambio, empeoran más y más la situación de las zonas populares. (Lo digo porque vivo en una de ellas y la recorro cotidianamente).   

Es difícil que los candidatos y gobernantes vean LOS LADOS OSCUROS de nuestro estado, cuando viven en zonas residenciales y “clusters” exclusivos, “con bellos jardines, piscinas y más de 20 amenidades” (según rezan sus promocionales). No los pueden ver, aunque se paseen por los peores rincones de los sitios que pretenden gobernar, pues su ceguera se debe a que su intención (al hacer dichos recorridos), NO ES VER, ni escuchar a la gente de esas feas zonas, sino todo lo contrario: de lo que se trata es lograr que esa gente los vea a ellos, se crea todo lo que le dicen y les dé su voto.

 

*Miembro del Movimiento por una Educación Popular Alternativa (MEPA)

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com