Domingo, 10 Septiembre 2017 19:00

Ciencia ficción o política…

Escrito por: Fortino Ramírez Cruz

Aquí es donde me gustaría que prestáramos atención, no necesitamos ir tan profundo ni tan meticulosamente, simplemente enfoquemos nuestra atención en el acto como tal; si el acto del informe consiste en rendirle cuentas a la ciudadanía, ¿por qué vemos tanto elitismo y exclusión? ¿Por qué tantos filtros de seguridad? ¿Por qué tantos cercos? ¿Por qué tanto despliegue de fuerzas armadas? ¿Qué clase de mensaje es el que le envían a la gente entonces? ¿Dónde queda eso del gobierno incluyente? ¿Del gobierno que cuenta mucho? ¿Del gobierno cercano a la gente? ¿Del gobierno que dice que jala parejo?

Cada año escuchamos la misma sarta de sandeces sobre el rumbo de nuestra economía, de nuestra sociedad, de los avances; resulta que las finanzas van viento en popa, el caso es que la deuda local o nacional no se ve reducida, la canasta básica es cada vez menos accesible, los servicios básicos más caros y ya ni hablemos de la gasolina o del reciente desvío de recursos al interior del gobierno en contubernio con universidades que también se llevaron su “comisión”.

Se habla mucho de que está llegando cada vez más inversión según para mejorar la economía local, pero no se habla de la miseria de salarios que pagan, los horarios y horas extras con que explotan a los trabajadores ni de las condiciones laborales e incluso del acoso laboral ni tampoco de los gastos que le aumentan a la gente en transportes o comidas, o de las millonadas que le condonan a las empresas, de las facilidades que les brindan para establecerse en contraste con la burocracia que estanca a tantos micro empresarios o de lo efímero de los apoyos que presumen ofrecer; o simplemente de la alza en las rentas con el pretexto de la plusvalía.

En estos informes hablan de desarrollo educativo destinando recursos en espacios y tecnología, pero no hablan sobre los niveles de deserción por la falta de recursos en las familias, no hablan de la imposición de un modelo educativo paupérrimo e ineficiente para las necesidades sociales que aquejan a nuestra sociedad, sino que se enfocan en la formación de mano de obra barata y sumisa, siguen pensando que poner internet y regalar computadoras son suficiente para elevar la calidad de la educación, mientras que el modelo educativo no ofrece la formación de sujetos pensantes, reflexivos, con consciencia crítica y curiosidad por descubrir, de sujetos con empatía y solidaridad.

Sus informes nos hablan de inversión en seguridad, en tecnología de punta para las fuerzas armadas, para las patrullas, pero no nos hablan de cuánto invirtieron en educar y formar policías con ética, con un alto sentido y compromiso de protección a la ciudadanía, no nos dicen cuánto costó el entrenamiento de las fuerzas armadas que son muy efectivas para reprimir y dispersar desde manifestaciones hasta marchas pacíficas e incluso retirar de las calles a los amenazantes vendedores que no tienen más opciones de trabajo pero que sí necesitan llevar de comer a sus casas, esas mismas fuerzas policiacas que salen corriendo ante la presencia de los cárteles o de simples vagos con pistolas; no se habla de los mecanismos que evitan la corrupción ocasionada por los bajos salarios y las extenuantes jornadas laborales a las que son sometidos los elementos.

En general, en sus informes de gobierno no nos hablan de la incompetencia ya evidenciada en sus políticas y toma de decisiones, las cuales no atienden las necesidades reales y apremiantes de la población, sólo cambian el mecanismo de la burocracia, no hablan de la ineficiencia de sus obras, ni mucho menos del peligro que representan los puentes que se desploman, las calles que se colapsan, las alcantarillas que son trampas y fosas para autos y peatones por igual.

Entonces ¿de qué se trata esto del informe? ¿Para qué tanta parafernalia? ¿Por qué seguimos escuchando las mismas farsas cada año? ¿Qué clase de historias ficticias nos vienen a contar sin el mínimo asomo de escrúpulos? ¿No considera usted amigo lector que es tiempo de hacer consciencia y empezar a cuestionar los proyectos de gobierno que nos ofrecen en campaña, en lugar de sólo escuchar promesas sin garantías?... ¡¡¡Reflexionemos y cuestionemos.!!!

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com