Martes, 20 Abril 2021 00:55

Consejeros del INE, asesinos de la democracia

Escrito por: Sergio Centeno García

¿La existencia de una institución autónoma e independiente del gobierno federal o estatal encargada de organizar y ejecutar las elecciones es propicia y buena para la democracia mexicana?, por supuesto que sí.

¿La lucha por avanzar en que cada día más las elecciones sean limpias, parejas o con igualdad de condiciones para todos los competidores es propicia y buena para la democracia en nuestro país?, sin duda alguna.

¿El instituto federal electoral (IFE), institución que en teoría nació ciudadana e independiente, fue en su momento buena y propicia para la democracia mexicana; en alguna medida sí, pero en su mayor parte no.

Lo que hoy es el Instituto Nacional Electoral (INE) —que alguna vez fue IFE— nació y creció sometida a los poderes políticos, económicos y mediáticos de México. Nunca tuvo autonomía o independencia para actuar con el fin de favorecer la democracia, la equidad, la igualdad y el crecimiento cívico de los mexicanos. El problema es que a los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE), o del Instituto Electoral de Querétaro (IEQ), los eligen los políticos, y todos los políticos defienden intereses de grupo o personales bien definidos. En el caso de los consejeros del IEQ, son electos en última instancia por los diputados que tienen mayoría, y aquí sólo han tenido mayoría el PRI y el PAN, por tanto, los consejeros que han existido hasta el momento, sobre todo sus presidentes, fueron o son parte del llamado PRIAN.

¿Qué pasó en su tiempo con los consejeros del IFE o del INE?, pues que siempre fueron propuestos y electos por los diputados del PRI y del PAN. Por lo tanto, el IFE en su momento, y el INE ahora, no son independientes, forman parte del PAN y el PRI, sobre todos los presidentes, quienes han sido los encargados de organizar, ejecutar o avalar fraudes electorales, o bien, de eliminar de la competencia a aquellos candidatos que pueden poner en riesgo la conservación del poder a manos del PRI o del PAN.

Tal es la razón del papel tan vergonzoso que históricamente han jugado estos llamados “árbitros electorales ciudadanos”, porque actúan por consigna: permiten todas las trampas y violaciones de la norma a sus compañeros de facción (PRI o PAN), pero son sumamente estrictos apenas un opositor comete el más pequeño error.

Se descararon en el 2006, lo hicieron otra vez en el 2012. Y en el 2018, tenían todo preparado para invalidar el triunfo del hoy presidente, sólo que sus patrones valoraron mucho el costo político y de vidas humanas que les significaría volver a imponer a un pelele y decidieron avalar el triunfo del pueblo.

El cinismo y el abuso de poder que exhiben hoy los integrantes del INE para eliminar candidaturas peligrosas para el PRIAN son desproporcionados: no hay justificación jurídica y mucho menos legítima para las arbitrariedades que Lorenzo Córdoba y Ciro Murayama están realizando. Su meta es clara: que el PRIAN gane la mayoría en la Cámara de Diputados y que las gubernaturas queden en manos del PAN. Bien harían estos dos delincuentes electorales en ser honestos y decir: “lo hacemos nada más porque se nos hinchan las ganas y háganle como quieran”. Pelafustanes.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com