Martes, 20 Octubre 2020 08:11

Ser Presidente

Escrito por: Salvador Rangel

En el ejercicio del poder de un presidente hay claroscuros, errores, aciertos, presiones internas y externas, complicidades y alianzas con los opositores; hay de todo. Y es la prensa la que da información de esos avatares; no siempre con apego a la verdad, hay intereses de grupo y personales, existen filias y fobias.

En el gobierno de Porfirio Diaz Mori —de 1876 a 1911— salvo el periodo de 1880-1884 en que fue presidente su compadre Manuel González, la prensa estaba dividida en dos, los leales y los perseguidos, los primeros gozaban de toda clase privilegios y los segundos conocían el encierro injustificado en las cárceles o si bien les iba el exilio voluntario, para evitar ser encarcelados o asesinados, En el gobierno de Manuel González se aplicó la Ley Mordaza, que suprimió la libertad de imprenta, confiscación de la imprenta, un periodista podía ser encarcelado por denuncia anónima o escribir del mal del actuar del gobierno, Esta política siguió en el gobierno de Porfirio hasta el final de su mandato.

El 6 de noviembre de 1911, asume la presidencia Francisco I. Madero, un demócrata convencido, que creía en un cambio profundo, verdadero, pero se enfrentaba a un sistema con más de treinta años en el poder, Extrañamente la prensa que estuvo amordazada en el gobierno de Diaz, lo atacaba con caricaturas, apodos, rumores; frente a esta situación su hermano, Gustavo, expresó: "Los diarios muerden la mano que les quita el bozal”.

El gobierno de Francisco I. Madero fue de un año tres meses.

Y cuando la Revolución se hizo gobierno, Plutarco Elías Calles con pleno dominio de la Cámara de diputados, “borró” el lema de Sufragio efectivo no reelección, y el 22 de enero de 1927 modificó el artículo 83 a efecto de que el Presidente pudiera reelegirse, siempre y cuando no fuera consecutivo. No hubo protestas de sindicatos u organizaciones políticas, no hubo manifestaciones, los articulistas políticos no comentaron nada.

Al modificar Plutarco Elías Calles la Constitución allanó el camino para que Álvaro Obregón —quien fue presidente de 1920 a 1920— se presentara como candidato a la Presidencia por el periodo 1928-1932; ganó la elección, pero fue asesinado el 17 de julio de 1928. Con la muerte de Álvaro Obregón, se nombró un presidente interino, Emilio Portes Gil, y en elecciones extraordinarias asume la Presidencia Pascual Ortiz Rubio, el 5 de febrero de 1930, cargo al que renunció el 4 de septiembre de 1932 ante la injerencia en su gobierno de Plutarco Elías Calles, salió del país en el Tren Olivo rumbo a Laredo, Texas, el ferrocarril fue escoltado por el 29 Batallón de Guardias Presidenciales.

El presidente Miguel Alemán (1946-1952) trató de reelegirse, fue su partido el Revolucionario Institucional quien lo impidió, tampoco hubo manifestaciones por el intento reeleccionista. Las relaciones con la prensa eran excelentes a tal grado que dedicó el 7 de junio como Día de la Libertad de Prensa. Y ese día los directores de los diarios se congratulaban de que el Presidente les diera libertad para escribir.

Y nos remontamos al gobierno de Miguel de la Madrid (1982-1988), trágico sexenio en que el gobierno no se hizo presente de inmediato en el terremoto del 19 de septiembre de 1985, de que el presidente declinó la ayuda de varios países para finalmente reconocer la magnitud del problema. Trágico sexenio en la economía; en 1984, México renegoció su deuda externa, ante la incapacidad de cubrir sus pagos. En 1985 la inflación llegó a 63.7 por ciento; en 1987 de enero a noviembre la inflación fue de 125.85.

No hubo marchas de protesta, no exigieron su renuncia.

Y los nostálgicos ven que los periodistas tienen filias y fobias.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Redes sociales

Contacto

Teléfono y fax: 1921200 Ext. 5425
Correo electrónico: tribunadequeretaro@gmail.com