Información

67% de amealcenses ganan menos de 3 mil pesos al mes

Por Alfredo Rodríguez

De acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Población (Conapo), el 67 por ciento de la población ocupada del municipio de Amealco, casi siete de cada 10 personas, gana menos de dos salarios mínimos, es decir, una cantidad inferior a dos mil 400 pesos al mes.

Además, esta situación se agrava en las comunidades más pequeñas y lejanas, como en El Piojo y el Barrio de la Cruz en el municipio de Amealco, en donde de acuerdo con los testimonios de sus habitantes, pasan por una diversidad de carencias básicas, entre ellas la falta de alimento.

“Aquí lo que nos falta es alimento para comer, para pasarla, nos falta el maíz más que nada, estamos comprando maíz y no lo dan bien caro y no tenemos para más. Tengo un pedacito para sembrar, pero nada más no me alcanza ni siquiera para ‘echar la bola’.

“Ahora sí que el año lo estoy pasando, luego me dan una tortilla o mis hijas o mis hijos y así la voy pasando, a mis nietos luego sí les dan apoyo, para uniforme, para zapatos, para alimentación, o sea, de que cada dos meses nos llega una despensa, pero como que no nos alcanza para todos los dos meses, ahí pocamente comemos unos frijolitos, una sopita, ahora el maíz, estoy comprando maíz porque no nos alcanza”, expresó Remedio González Sánchez, de 62 años.

En cuanto a la falta de oportunidades de empleo, González afirmó que muchos de los habitantes prefieren emigrar a los Estados Unidos, aunque cada vez es más difícil concluir el recorrido.

“Ahora se van para allá y no se sabe si regresan o no, allá se mueren, llegan ya muertos, está muy feo. Luego los regresan para acá, así le pasó a mi chamaco, gastó nada más el dinero en balde, lo echaron para acá, fue nomás a gastar y no trabajaron, llegaron aquí con hambre, con sed, con frío, todo lo que está pasando, pero acá un poco medio mal, aquí, no hay trabajo”, lamentó.

Por su parte, Gabriela Albino Cruz también manifestó que la situación de los habitantes de las comunidades es ‘poco esperanzadora’ ante la falta de empleos, de apoyo gubernamental y de oportunidades.

“Aquí es muy triste, porque no hay ni donde trabaje uno, aquí puro campesino y ahorita no se dio nada, por lo mismo de la helada y todo, como no llovía, pues, ¿de dónde? No se dio mucho y sí la verdad, ojalá que nos pudieran apoyar, luego a veces, los niños andan descalzos, no tienen ni qué ponerse, y cada ayuda que nos llega, estamos muy agradecidos”, indicó.

Los habitantes consideraron que otra de las carencias es la falta de materiales para proteger sus casas del frío.

Dijeron que en esta época las heladas son muy fuertes y ni siquiera cuentan con las suficientes cobijas para protegerse.

Por esta razón los habitantes ya pidieron varias veces apoyos a los Gobiernos Estatal y Municipal para que les otorguen los materiales necesarios, pero no han recibido respuesta.

Advirtieron que como consecuencia de los fríos aumentan las enfermedades respiratorias entre los habitantes, hecho que se convierte en otro problema, pues tampoco existen las suficientes medicinas en las clínicas para atender a los pacientes.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba