Información

85% del agua utilizada en la capital proviene de zonas rurales

Por Ricardo Lugo

Debido a que el 80 por ciento del total de la población del estado está asentada en las ciudades de Querétaro y San Juan del Río, “la calidad y aprovechamiento del agua” se ha vuelto un problema, alertó Francisco Javier Gámez, representante técnico de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), en conferencia de prensa realizada en el Centro Académico y Cultural de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) campus Juriquilla.

 

El representante técnico de la Conagua señaló que “la saturación de habitantes en ciudades pequeñas y grandes” ha suscitado un aumento en la competencia por el agua entre ciudadanos y campesinos, porque el 85 por ciento del agua que se consume en la ciudad de Querétaro “es abastecida desde zonas rurales”, puntualizó.

 

Esto significa, dijo, una sobreexplotación de “los acuíferos”, lo que puede llegar a derivar en el surgimiento de fallas geológicas dañando las zonas urbanas, por ejemplo: “agrietamientos en construcciones y compactaciones de los sedimentos”.

 

Dio a conocer que todo el valle de Querétaro consume un volumen de 110 millones de metros cúbicos al año, para abastecer a la población urbana.

 

“Sin embargo, la capacidad –de los mantos acuíferos– es solamente de 70 millones de metros cúbicos al año”, por lo que se debe buscar una “estabilización” entre el consumo y el suministro.

 

Junto al “mal uso y disposición para el manejo de desechos contaminantes como los que hay en los rellenos sanitarios”, estas situaciones se convierten en conflictos en el manejo del agua en la ciudad de Querétaro, debido a que no se conocen “las causas y las razones” de dicho problema, expresó.

 

Por otra parte, rechazó la teoría de que ante la falta de agua hay pobreza y “ningún desarrollo”. Recordó que el sur del país tiene el “mayor índice de pobreza”, y es el territorio de la población que más acceso tiene al mencionado recurso.

 

Con el objetivo de dar a conocer la realización del VIII Congreso Nacional de Aguas Subterráneas (Conas 2011) en Querétaro, y que inicia el 15 de noviembre en San Gil, mencionó la importancia de informar a la ciudadanía sobre el sistema central acuífero de Querétaro, además de anunciar los problemas con el abastecimiento, calidad, contaminación y riesgo biológico en las zonas “mayoritariamente urbanas”.

 

“Bajo esta expectativa estamos planteando los problemas en el congreso –Conas 2011–, para que precisamente las cuestiones técnicas, sociales y económicas incidan a dar una calidad de vida que pretendemos”, indicó Javier Gámez.

 

Enfatizó en que el congreso va dirigido no sólo a técnicos, académicos, funcionarios, investigadores, consultores, estudiantes aplicados a la investigación, sino al público en general que tenga el “interés por cuidar el agua”.

 

Algunos de los temas que se abordarán son: la legislación y normas sobre aguas subterráneas, la necesidad de una gestión del agua subterránea, cambio climático, calidad del agua subterránea, participación de usuarios, instrumentos financieros y económicos, el agua subterránea y la gestión integrada de recursos hídricos, entre otros.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba