Información

ASF: 58 mil pesos deben ser aclarados por administración de Rosendo Anaya

La administración de Rosendo Anaya Aguilar, quien fue presidente municipal de Amealco de Bonfil entre 2015 y 2021, debe aclarar 58 mil 693 pesos de recursos federales, concluyó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en el Informe de Resultados de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2020 el pasado 20 de febrero del presente año.

Esta es una de las únicas dos auditorías en las que hay dinero pendiente por aclarar, según la ASF. En términos generales, se llevaron 18 auditorías, de las cuales siete recibieron acciones del organismo para solucionar las problemáticas y únicamente una de las acciones es para prevenir una posible evasión fiscal.

En el caso de la auditoría 1181-DS-GF, realizada durante la gestión del hoy secretario de Desarrollo Agropecuario, el órgano fiscalizador concluyó que el Municipio de Amealco de Bonfil “no realizó una gestión eficiente y transparente de los recursos del fondo, ya que no se apega a la normativa que regula su ejercicio y no se cumplieron sus objetivos”.

El informe da cuenta que los recursos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal fueron entregados a beneficiarios sin acreditar el cumplimiento a los objetivos del programa; el 26.5 por ciento de los recursos auditados fueron para el pago de materiales o insumos que fueron entregados en especie a los beneficiarios, “concepto que no cumple con el objetivo del fondo”.

De igual forma, detectaron faltas administrativas por adquisiciones que no se adjudicaron ni contrataron conforme a la ley. El probable daño a la Hacienda Pública Federal representa el 58.8 por ciento de la muestra auditada. De igual forma, hubo una baja evaluación del órgano de control interno, lo que “amplía el riesgo de que los recursos… no se ejerzan en apego al marco jurídico aplicable”.

En Querétaro se auditaron el 91 por ciento de los recursos federales, un promedio superior al 82 por ciento nacional. La ASF revisó 22 millones 283 mil 724.1 pesos de 24 millones 382 mil 912.5 posibles.

Anaya y la transparencia

Con anterioridad, Rosendo Anaya, hoy parte del gabinete de Mauricio Kuri González, llegó a expresar su compromiso con el tema de la transparencia y rendición de cuentas: “queremos cumplir con todos los temas importantes como la transparencia y la revisión. Regularizarnos en todo. Estamos susceptibles a ser auditados y cuestionados siempre y ahora contamos con su colaboración», señaló en 2016.

Y en 2018, vía redes sociales, Anaya hizo hincapié en la transparencia con la que debería continuar su labor, ya que fue reelecto como presidente municipal de Amealco: “Seguiremos actuando con responsabilidad, con honradez y trasparencia”, indicó el también diputado con licencia del Partido Acción Nacional (PAN) en Querétaro.

36 pesos o 36 mil de la capital

Por otra parte, la auditoría 1184-DS-GF concluyó que la administración de Luis Bernardo Nava Guerrero, alcalde reelecto de la capital, tiene 35 mil 999.79 pesos por aclarar del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal, aunque no se aclaran las razones.

Sin embargo, el resto de las menciones en otros documentos señalan que no se trataría de casi 36 mil pesos, sino únicamente de 36 pesos, lo cual tiene sentido si se suman los montos de la observación de Amealco y la de la capital: 58 mil 729.4 pesos pendientes de aclarar.

La ASF señaló en este caso que hubo una “gestión razonable” de los 621 mil 940 pesos recibidos y auditados. De igual forma observaron un daño a la hacienda pública federal por únicamente 36 pesos, observación que fue consecuencia de que Comprobantes Fiscales Digitales por Internet se encontraban cancelados a la fecha de la auditoría. En este caso se emitió una Promoción del Ejercicio de la Facultad de Comprobación Fiscal (PEFCF), lo que implica una acción que informa a la autoridad tributaria para que tome acciones sobre una posible evasión fiscal detectada en la auditoría, o bien por la presunción de errores aritméticos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba