Información

Autonomía es faro de luz para el desarrollo: J. Trejo

Trejo Guerrero recalcó que la Universidad ha sido un ejemplo en la esfera política y en la transparencia, sobre todo en todo en las últimas elecciones para elegir rector las cuales no se hubiera logrado sin el cobijo y protección de la Autonomía

“La Autonomía a lo largo de 60 años ha sido un factor determinante para el desarrollo de la Universidad. Yo lo considero como un faro de luz que ha permitido el desarrollo del autogobierno en materia académica, administrativa y en materia de extensión”, expresó Juan Trejo Guerrero, cronista de la máxima casa de estudios.

En ese sentido precisó el 29 de enero de 1959 se decretó en ‘La Sombra de Arteaga’ la Autonomía, misma que entró en vigor el 5 de febrero de 1959, tras un movimiento estudiantil encabezado por Álvaro Arreola Valdés, entre otros, en 1958. Desde entonces, la Universidad ha tenido un crecimiento “explosivo” y que en todas las acciones que han emprendido los diferentes rectores, “ha estado presente esta conquista sin la cual quién sabe qué hubiéramos sido ni cómo estaríamos en este momento”.

El cronista explicó que a lo largo de los 60 años de Autonomía, uno de los puntos importantes ha sido la libertad con la que se ha manejado la institución y las acciones que han tomado los rectores para reclamar los derechos de la comunidad universitaria: “ha llegado a que los propios rectores haciendo uso de sus liderazgos hayan salido al frente de sus manifestaciones, ya no solamente los estudiantes, sino rectores”.

Enumeró a personajes como Mariano Palacios Alcocer, Dolores Cabrera Muñoz, Braulio Guerra Malo, entre otros, que salieron al frente y tomaron las calles con la bandera de la Autonomía para reclamar lo que le corresponde a la Universidad.

Asimismo, consideró que cada rector cumplió “un papel importante y fundamental” y que los últimos 10 rectores con los que ha trabajado han demostrado un “cariño” por la Universidad, por lo que manifestó, todos han sido vigilantes de la Autonomía: “Tal vez a distancia, en el 2019, lo que hizo alguno de ellos pudiera no ser tan suficiente para la época, pero eso no quiere decir que no hayan hecho su mayor esfuerzo (…) con un sello a veces hasta muy diferente; unos mejores en un área que en otra, propiciando la investigación y otros privilegiando la extensión de la cultura, otros elevando el nivel académico”.

El cronista también expresó que los sindicatos de la Universidad también se vieron favorecidos por la propia Autonomía y recordó cómo fue su conformación: “el Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad Autónoma de Querétaro (STEUAQ), surge en 1974; unos meses después, pero ya en 1975, surge el Sindicato Único de Personal Académico (SUPAUAQ) y después surge el Sindicato de Empleados Administrativos de la UAQ (SEAUAQ); a mí me correspondió ser el primer secretario general de éste. Al doctor Mariano Amaya el primer secretario del sindicato de maestros y al señor José Durán Aguilar el primero del sindicato de trabajadores”, compartió.

Presupuesto, el reto

Finalmente, Juan Trejo Guerrero apuntó que para que se mantenga el fortalecimiento de la Autonomía hace falta que el gobierno entienda el significado de la UAQ. Declaró que en los 60 años de Autonomía ha habido “miopía” e “incomprensión” por parte de algunos gobiernos para entender el papel de la Universidad en el terreno social:

“Faltaría que verdaderamente el gobierno entendiera todo lo que es la institución en su propia Autonomía y le diera mayor apoyo. Nos hace falta recurso; presupuesto es algo por lo que siempre ha luchado. Ha hecho que la Universidad no creciera todo lo que hubiera podio crecer para atender la demanda, lugares para los alumnos, becas y otros aspectos importantes para su desarrollo.” concluyó.

Disminuyó “apetito” de los gobernadores

Trejo Guerrero recalcó que la Universidad ha sido un ejemplo en la esfera política y en la transparencia, sobre todo en todo en las últimas elecciones para elegir Rector las cuales no se hubiera logrado sin el cobijo y protección de la Autonomía: “ha sido un ejemplo de cómo se deben de hacer las campañas y las elecciones mismas (…) en las anteriores administraciones los gobernadores nuca dejaron de tener intereses, siempre quisieron manipular al estudiantado y esos apetitos se han ido desvaneciendo a lo largo de los años”.

Explicó que aquellos intereses a lo que se refiere se dieron desde antes de que se diera la Autonomía, pues el rector era elegido por el gobernador en turno. Con lo anterior, hizo referencia al año de 1958, cuando el gobernador, Juan C. Gorráez, nombró rector a José Alcocer Pozo.

Los estudiantes entonces pidieron el regreso de Fernando Díaz Ramírez. Consideró que a pesar de que esa era la lucha inicial “ya no solo pidieron el regreso de su rector que era muy popular, muy carismático, y estimado por los maestros, pero que no era causa suficiente para que el gobernador cediera a las peticiones de los estudiantes” argumentó.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba