Información

Autoridades desdeñan pruebas sobre agua contaminada, denuncian vecinos de El Refugio

Las vecinas señalaron que “deja mucho que desear” la actitud de las autoridades, puesto que mientras los vecinos siempre han presentado sus quejas con evidencias, el Municipio de Querétaro y la CEA les han desacreditado mediante puras declaraciones.

Vecinas de El Refugio acusaron que “deja mucho que desear” la actitud de las autoridades, puesto que mientras los vecinos siempre han presentado sus quejas sobre el agua presuntamente contaminada con evidencias -videos, estudios, fe notarial, entre otras- el Municipio de Querétaro y la Comisión Estatal de Agua (CEA) se han limitado a desacreditarlos mediante puras declaraciones.

“¿Para qué meto todos mis conocimientos legales y técnicos si me vas a contestar que todo está limpio sólo porque tú lo dices? Muéstrame lo que dices, porque nosotros no nos chupamos el dedo”, indicó Guadalupe Fajardo, abogada radicada en El Refugio. A esto, Jeaneth Torres, vecina del fraccionamiento y química de profesión, agregó: “Tenemos evidencia, se las damos, pero nadie nos toma en serio”.

La química también indicó que en mayo hicieron una denuncia ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris); misma que debía quedar resuelta en junio, pero no han tenido respuesta. Por ello, Jeaneth Torres indicó que Cofepris debía dar vista a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), cosa que no se hizo según dejó entrever Jorge Lobo, delegado del organismo, cuando se le cuestionó del tema (Tribuna de Querétaro, 888).

Jeaneth Torres señaló que ella habló en una ocasión con el gobernador Francisco Domínguez Servién, pero jamás cumplió su palabra. “Prometió que en agosto habría una resolución, pero ya sabes, palabra de político. No hay nada. Prometió que nos mandarían agua del Acueducto II. Hemos querido que la CEA cumpla con su obligación de darnos el servicio”, reveló.

Nada fue regalado

En El Refugio ni los medidores o el agua fueron regalados, respondieron vecinos del fraccionamiento a las declaraciones de Rafael Fernández de Cevallos y Castañeda, secretario del Ayuntamiento de Querétaro. Los habitantes también están molestos porque a pesar de toda la evidencia que han presentado, la autoridad ignora el problema.

En el tema de la concesión irregular a favor de Abastecedora Queretana de Agua y Alcantarillado (Aquaa) y del líquido presuntamente contaminado, el funcionario municipal había denostado la protesta de los vecinos puesto que, según él, sólo un pequeño grupo estaba inconforme a partir de que empezó el cobro del agua: “Cuando era gratis no había tema de contaminación”, enfatizó en aquel momento (Tribuna de Querétaro, 889).

Guadalupe Fajardo, radicada desde hace seis años en el fraccionamiento, recordó que ella siempre pagó una cuota de 200 pesos mensuales al desarrollador por el líquido y posteriormente tuvo que pagar por su medidor a Aquaa. Por lo que, contrario a lo señalado por Fernández de Cevallos, jamás se les dio nada regalado. Las declaraciones molestaron a un grupo de vecinos, mismos que consideran regresar sus medidores a Aquaa en forma de protesta, ya que “la salud no vale 500 pesos”.

Sin intereses políticos

Jeaneth Torres negó que existan intereses políticos detrás del movimiento vecinal, pues algunas fuentes han referido que intentan “adueñarse” de la asociación de colonos: “Queremos que se hagan las cosas como deben ser. Me parece increíble que él siendo un servidor público ponga los intereses de un particular por sobre los ciudadanos. […] ¿También, qué gana la Comisión Estatal de Aguas encubriendo a Aquaa?”.

Denunció también que personal de Aquaa ingresaba a los hogares a realizar cortes ilegales al servicio del agua: “Según ellos que ‘porque ahí va su medidor’ tienen derecho a meterse a cortar el tubo; nuestro interés es que tengamos agua de calidad y que las cosas se hagan bien”. También Aquaa pretendió cobrar el servicio de manera retroactiva a los vecinos.

Cortes irregulares

Anteriormente, elementos de Seguridad Pública Municipal también habían acompañado a trabajadores de la concesionaria para “salvaguardarlos”, lo cual según refirieron los vecinos, les valió un pequeño regaño por parte del secretario del Ayuntamiento por coadyuvar en las labores de un particular.

En una reunión entre vecinos afectados y autoridades municipales, entre las que estaba Enrique Correa Sada, presidente municipal de Querétaro, el secretario del Ayuntamiento, Rafael Fernández de Cevallos, se comprometió a citar al concesionario para detener las clausuras y rehabilitar el servicio a quienes se les había suspendido.

Informar, el reto

La concesión que el Municipio de Querétaro aprobó a favor de Aquaa incluye a más de 40 desarrollos inmobiliarios en un polígono de 7.1 millones de metros cuadrados, por lo que informar a quienes habitan en todos representa un reto para quienes han hecho frente a la autoridad y denunciado las irregularidades. Para tratar el tema se formó una Comisión del Agua al interior de la asociación de colonos de El Refugio.

El objetivo en el corto plazo, señalaron, es que la CEA asuma las funciones para las cuales fue creada y les otorgue directamente el servicio del agua, sin necesidad de un intermediario. De igual manera, insisten en tener un agua de calidad y que se realicen los estudios necesarios, realizados no sólo por la autoridad y los vecinos, sino por un “tercero en discordia” que pueda dar una opinión diferente a la de los involucrados.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba