Información

Autoritarismo presidencial causa deterioro del salario mínimo

La exsenadora y académica Rosa Albina Garavito Elías señaló que la institución encargada de establecer este índice es obsoleta

Por: Isamar Cabrera Ríos

El salario mínimo de los trabajadores se ha deteriorado un 75 por ciento debido al presidencialismo autoritario que padecemos. Además, la decisión o el tope siguen siendo establecidos por el Ejecutivo federal, “a pesar de que existe una Comisión Nacional de Salarios Mínimos de carácter tripartito”, consideró Rosa Albina Garavito Elías, especialista en Economía, exsenadora por el PRD y Premio Nacional de Periodismo en 2002.

“Este tripartismo no funciona porque no hay una auténtica representatividad social en México, no tenemos libertad y democracia sindical, de manera que estas organizaciones sociales son espurias, y estos representantes no están realmente defendiendo el interés de sus afiliados (…)

“El hecho de que el salario mínimo alcance apenas para el 60 por ciento de la canasta mínima de la pobreza extrema nos está hablando de los parámetros de ilegalidad, de inconstitucionalidad, de falta de ética, de falta de sentido social en la determinación de un precio que es el salario del cual dependemos millones de trabajadores”, advirtió la profesora investigadora de Economía de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) plantel Azcapotzalco.

Entrevistada al término de su participación en el Coloquio “Incremento al salario mínimo en México: retos para su implementación”, realizado en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, alertó que el salario mínimo en México es considerado “el más bajo” del mundo, debido a la decisión -tomada en 1977- de permitir el “derrumbe” del salario, como parte de una nueva política económica cuyos objetivos han sido la recuperación de la tasa de ganancia, generar una “falsa” competitividad y atraer inversión extranjera con estos salarios “misérrimos”.

Rosa Albina Garavito Elías puntualizó que el salario mínimo tendría que aumentar 3.26 por ciento para recuperar el nivel histórico -de enero de 1977- y en términos monetarios; mencionó que en lugar de que el salario mínimo fuese de 77 pesos, tendría que ser de 232 pesos, lo cual arroja un salario mensual de 7 mil 400 pesos.

Garavito Elías propuso que el debate tendría que estar centrado en transformar el régimen salarial para aumentar el salario mínimo.

Políticas neoliberales menguan la economía nacional

La exdiputada federal en la LV Legislatura calificó al gobierno actual -encabezado por Enrique Peña Nieto- como similar en actuación y forma de entender la economía al de Felipe Calderón Hinojosa, pues «no ha habido alternancia política y ha habido continuidad en la política económica que se inauguró en 1982 -de una política neoliberal- independientemente de que en Los Pinos esté un presidente de origen panista o priista».

Asimismo, la fuerza de trabajo en México, consideró, es explotada, porque es un país capitalista. Aquí, argumentó, se viola la legalidad de la Ley Federal del Trabajo y la Constitución en términos laborales.

Con respecto a que a los ciudadanos se nos hablan constantemente de un camino hacia la modernidad por medio de las reformas estructurales, Garavito Elías señaló que en México hay una falsa modernidad, pues no se basa en competitividad real ni en la productividad, sino en la privatización.

Es obvio “sólo en darle todos los privilegios al capital privado; no hay presencia de sector social. El gobierno ha hecho menos de la obligación constitucional que tiene según el Artículo 25, que es el rector del desarrollo nacional”.

La consecuencia de lo anterior es que en los últimos 30 años se ha tenido un desempeño económico “muy pobre”, del 2.3 por ciento del promedio anual.

La exsenadora de 1994 al 2000 (en la LVII Legislatura federal) alertó que tendría que desaparecer la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, debido a que es una institución obsoleta, y en su lugar crear un instituto autónomo que midiera de manera objetiva el deterioro del salario, y que, en función de ese deterioro, anualmente tomara la decisión de ir aumentando el salario de manera sostenida, gradual, hasta que se recupere el nivel histórico y el constitucional.

“Es imperativo iniciar su recuperación para que el país pueda iniciar un crecimiento necesario de mayores tasas”, concluyó.

Importante analizar efectos del salario mínimo en nivel de calidad de vida: Carlos Ramírez

El miércoles 10 de septiembre se llevó a cabo el coloquio “Incremento al salario mínimo en México: retos para su implementación”, a cargo de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), a través de la Licenciatura en Estudios Socioterritoriales.

Carlos Praxedis Ramírez Olvera, Director de la FCPyS, señaló que es necesario tocar temas relevantes de discusión nacional porque, además de tratarse de un tema multidisciplinario, se tienen que abordar los efectos del salario mínimo a nivel de calidad de vida y justicia.

Por su parte, Tonatiuh Salinas Muñoz, presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, consideró que el salario mínimo es un tema “importante” en la agenda nacional, y es necesario convertir la política económica para que esté al servicio de los bolsillos de los ciudadanos, además de fomentar el debate en el crecimiento económico y la justicia social.

Durante el coloquio, en el que también estuvo Carmen Imelda González Gómez, coordinadora de la Licenciatura en Estudios Socioterritoriales, los asistentes señalaron que el tema de la productividad juega un papel muy importante, y por lo tanto es necesario incluir en el discurso este tema con una visión “clara” de los contextos mundial y nacional.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba