Información

Ayotzinapa a dos años: los nietos del 68

Por: Marissa Sánchez Suárez

PARA DESTACAR: En un momento del recorrido por las calles del Centro Histórico, apareció un hombre desnudo, aunque cubierto con varias frases en las que externaba su malestar, entre ellas: «2 años de Ayotzinapa no se olvida» y «Ni perdón, ni olvido».

«Somos hijos de la revolución, nietos del 68 y hermanos de los 43» la consigna en plaza de Armas

“Somos hijos de la revolución, nietos del 68 y hermanos de los 43”, fue una de las consignas que abanderó la jornada nacional de protesta, al cumplirse dos años de la desaparición de un grupo de estudiantes de la Normal rural “Isidro Burgos”, en Ayotzinapa, Guerrero, sin que hasta el momento se conozca el paradero de la víctimas ni lo sucedido la madrugada del 26 de septiembre del 2014.

Con el objetivo de exigir justicia, más de 100 personas, entre telefonistas, estudiantes, maestros universitarios, normalistas y ciudadanos, se reunieron en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), lugar desde el que iniciaron una marcha que recorrió las calles de Hidalgo, Corregidora y Zaragoza, hasta llegar frente al palacio de Gobierno estatal, en la plaza de Armas.

Reiteradamente, los manifestantes corearon el ya tradicional conteo, desde el número uno y hasta el 43, además de gritar otras consignas en las que exigieron la aparición de los estudiantes, al mismo tiempo que portaban mantas, cartulinas y lonas, con frases como: «Patria que mata a sus hijos, no es madre patria ni tiene madre”.

En un momento del recorrido por las calles del Centro Histórico, apareció un hombre desnudo, aunque cubierto con varias frases en las que externaba su malestar, entre ellas: «2 años de Ayotzinapa no se olvida» y «Ni perdón, ni olvido».

El activista del Frente Estatal de Lucha y antiguo líder del Frente Independiente de Organizaciones Zapatistas (FIOZ), Sergio Gerónimo Sánchez Sáenz, señaló que el lunes 26 de septiembre pasado, parte de la sociedad queretana se manifestó para hacer pública su inconformidad con los hechos en Ayotzinapa y exigir la resolución del caso.

Por su parte, un representante de la Unión Nacional de Trabajadores recordó en su discurso que los 43 normalistas desaparecieron en un acto de represión y reiteró el apoyo de sus compañeros al movimiento.

De la misma forma, una representante de los maestros señaló que el Estado no puede decidir quién vive y quién muere, por lo que pidió un alto a la desaparición forzada. Además, pidió el apoyo de la sociedad para no permitir que se repitan actos como los de Tlatlaya.

En otra intervención, una alumna de la UAQ desaprobó la actuación de las autoridades en torno al caso de la desaparición de los normalistas: “no queremos un gobierno que nos asesine por pensar, queremos un gobierno que nos apoye para cumplir nuestras metas”.

Para culminar la concentración, los manifestantes prendieron una serie de veladoras, con las que formaron el número 43 y realizaron un pase de lista, acto seguido nombraron a cada uno de los normalistas, de los que se recordaron datos y pasajes de su vida antes de haber desaparecido.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba