Información

Ayotzinapa y ‘Qrobusazo’ tampoco se olvidan en marcha del 2 de Octubre

Una vez instalados en plaza de Armas, los manifestantes se arrodillaron para contar, uno por uno, a los 43 normalistas de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

Las consignas se mantienen vivas a más de medio siglo de la tragedia: Voces y gritos: “¡2 de octubre, no se olvida!”; “¡El pueblo consiente, se une al contingente!”; “¡Esta marcha no es de fiesta, es de lucha y de protesta!”; bajo dichas consignas, estudiantes de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) conmemoraron la matanza estudiantil ocurrida hace 51 años hacia estudiantes en la plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, Ciudad de México.

La cita a la “Marcha 2 de octubre; ni perdón, ni olvido” se dio alrededor de las 17:30 horas en la explanada de Rectoría de la Máxima Casa de Estudios. Estudiantes provenientes de algunas facultades como Ciencias Políticas, Bellas Artes, Filosofía, así como de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), elaboraron mantas y carteles con el objetivo de no olvidar aquel crimen, pero también para alzar la voz contra las actuales políticas del gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién.

Los estudiantes portaron pañuelos y paliacates de color rojo; en sus manos los diversos carteles, una manta principal con el letrero “Ni perdón, ni olvido” y las fotografías de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa. Alrededor de las 18:15 horas, la marcha, de carácter pacífico, inició su recorrido al amparo de elementos de seguridad y protección civil.

El recorrido continuó hacia las avenidas Hidalgo, Ezequiel Montes y Zaragoza, para de ahí avanzar a Corregidora y subir al andador 5 de Mayo para llegar al palacio de Gobierno. Una vez instalados, los manifestantes se arrodillaron para contar, uno por uno, a los 43 normalistas de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa que en 2014 fueron desaparecidos por parte de Policía Municipal de Iguala y estatal de Guerrero.

Cerca de las 19:30 horas, los encargados de las facultades organizadoras cedieron el micrófono a los mismos estudiantes que oyeron un poema de Nadia Bernal, estudiante universitaria, quien relató los movimientos estudiantiles y las atrocidades que se han cometido a lo largo de los años por parte del gobierno.

A su vez, estudiantes de la UPN reiteraron las irregularidades e inconformidad con las políticas actuales: “El gobierno ha subido la tarifa; estas políticas han causado que se estén cortando árboles en Menchaca, que hayan desalojado a los artesanos el 24 de diciembre, que se organicen fiestas privadas en la alameda Hidalgo. Debemos ser conscientes de nuestro entorno y exigir cuentas de este tipo de irregularidades (…) por eso es por lo que estamos aquí, exigiendo justicia”.

Como parte de las actividades, organizadas ese día en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAQ, también se llevaron a cabo dos conversatorios en los que abordaron el recuento histórico de lo acontecido en 1968, así como las formas de organización de estudiantes durante aquel periodo. También se dio la proyección de la película Rojo Amanecer dentro de las instalaciones, previo a la marcha pacífica.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba