DestacadasInformación

Bicentenario de la Independencia: Discursos políticos relegan su importancia histórica, coinciden investigadoras

Su poco impacto narrativo respecto al Grito de Independencia, la conformación del Primer Imperio Mexicano y poco aporte al espíritu nacionalista son algunos de los factores políticos que han relegado de manera histórica los festejos por la consumación de la Independencia, cuyo bicentenario se festeja este lunes 27 de septiembre. En lo anterior coincidieron por separado las historiadoras Patricia Pérez Munguía e Iliria Flores.

Según la historia, en dicha fecha, pero de 1821, el Ejército Trigarante entró triunfal a la Ciudad de México, lo cual simbolizó el fin de esta guerra de 11 años. Pero además de las razones ya especificadas, la pandemia por COVID-19 agravó la falta de esfuerzos para lograr festejos como los de 1910 o 2010, con el centenario y bicentenario del grito de Dolores.

Iliria Flores, responsable del Acervo Histórico Fondo del Tesoro de la Facultad de Filosofía UAQ, indagó sobre las razones por las que usualmente la celebración del inicio de la independencia es más popular que la referente a su consumación.

Para la historiadora este hecho tiene que ver con varias razones entre las que destaca el trasfondo de intencionalidad política: “cómo se escribe la historia va cambiando conforme cambian los tiempos” aseguró mientras explicaba que la Independencia fue una guerra civil por lo que el inicio resultó muy “dramático” dado que vieron involucrados todos los miembros de la sociedad.

“En el siglo XIX se construye un discurso de oposición a los españoles y de refuerzo de la identidad mexicana, es crear una nación mexicana, una identidad mexicana, y por esto es por lo que este enfrentamiento tiene más fuerza al principio de la rebelión y no al final” relató la entrevistada al exponer que en la guerra de independencia no hubo un ganador, sino que se terminó gracias a un acuerdo entre ambas partes.

Para ella el que los acuerdos originados en la consumación de Independencia hayan encaminado al país hacia un imperialismo es otra de las razones por las que considera que no existen tantos festejos alrededor de este hecho además de la participación de Agustín de Iturbide, quien Flores asegura es un personaje muy controvertido en la historiografía del país.

Respecto a cómo se han celebrado los diferentes acontecimientos históricos a través del tiempo la especialista destacó que el involucramiento de Porfirio Díaz marcó la distinción entre qué debía conmemorarse con más fuerza y que incluso está el mito de que existe un gran peso en la celebración del inicio de Independencia porque coincidía con la fecha del cumpleaños de Porfirio Díaz.

“Más allá de esta anécdota tiene que ver con la intención de construir una nación desde un movimiento que fue muy dramático y cruel tanto en sus inicios como al final” expresó. Además, relató que para conmemorar el centenario del inicio de la independencia se realizaron múltiples festejos entre los que destaca la estatua de Josefa Ortiz de Domínguez.

La doctora en Historia apuntó que gran parte de los festejos realizados por Porfirio Díaz para celebrar el centenario de la Independencia tenían que ver precisamente con la necesidad de reforzar la unidad nacional y “qué mejor con un evento tan significativo como es la Independencia” por lo que estas celebraciones sirvieron para propósitos políticos y económicos.

Indicó que, así como las conmemoraciones de hechos históricos han cambiado con el tiempo, también lo ha hecho el cómo nos narran estos sucesos. Explicó que el cómo hemos estudiado y comprendido la Independencia ha mutado y que, aunque parece un tema muy estudiado, siempre hay cosas por aprender ya que es un fenómeno replicado en toda América Latina que inició la conformación de los Estados nacionales.

“Cambia la narrativa para cambiar la conmemoración y a veces cambia la conmemoración para cambiar la narrativa” apuntó la entrevistada mientras aseveró que la creación de estos Estados-nación configuró por completo la manera en la que funcionaba el mundo en el siglo XIX por lo que siempre habrá cosas pendientes por investigar.

Pandemia dificulta trabajos

En un contexto pandémico las celebraciones alrededor de este hecho se han visto limitadas lo que, según Patricia Pérez, profesora investigadora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), no responde únicamente a condiciones suscitadas por el covid-19 sino a cuestiones de ambiente político. Considera que, si bien se están uniendo esfuerzos para realizar actividades que conmemoran esta fecha, la pandemia ha complicado el alcance de las convocatorias.

Aunado a esto comentó que las posibilidades desde la academia también se han visto limitadas debido a que no se ha otorgado presupuesto a la producción y divulgación de publicaciones lo que produce confusión entre los académicos porque los impulsos económicos han disminuido significativamente.

Al preguntarle sobre su postura ante el peso que suele dársele al inicio de la Independencia en comparación a su fin, la experta agregó: “Las dos cosas son importantes, el inicio obviamente se festeja, pero la consumación de la independencia es el logro, la palabra lo dice todo: la consumación. Gracias a esta consumación es que el país cambió”. Explicó que si bien después de esto la historia mexicana se encaminó hacia un imperio es importante recordar que hubo un momento de República. Sobre lo que se ha hecho para conmemorar el bicentenario del fin de la guerra de Independencia destacó los esfuerzos realizados por algunas instituciones como el Instituto Mora o un curso que dio el Colegio de México y algunos materiales audiovisuales y radiofónicos que se produjeron al respecto.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba