Información

Británicos se vuelven Gallos

Por Carlo Daniel Aguilar González

El calendario marca jueves último de mes. Fecha de reunión con los amigos. Lugar: el bar de Kenny.


Cada uno de ellos se encuentra a miles de kilómetros de su lugar de origen. El tiempo de radicar en Querétaro les ha permitido intercambiar puntos de vista sobre distintos temas, pero, sobre todo, compartir su afición por el futbol.

Falta una semana para el comienzo de la Eurocopa a celebrarse en Polonia y Ucrania. Ellos crecieron en el contexto europeo, pues nacieron en países del Reino Unido, y conocen la atmósfera que impregna un evento deportivo de esta magnitud.

Aunque uno pudiese suponer que Frank Lampard, Ryan Giggs, Robbie Keane o Alex McLeish configuran su tema de conversación mientras consumen cervezas y fuman cigarrillos, al momento de escuchar sus palabras se oyen los nombres de Carlos Bueno, Liborio Sánchez, Ulises Zurita y Carlos de los Cobos.

John, Kenny, Adrian y Mike no solamente se han adaptado a vivir en un país de lengua española, sino que además han acompañado al equipo de futbol local en su peregrinar de los últimos años.

Se hicieron aficionados a Gallos Blancos cuando el equipo aún estaba en la Primera División “A”, celebraron el ascenso en 2009 y desde entonces procuran estar presentes cada que hay partido en el estadio Corregidora.

Incluso han provocado que Ethan, un amigo de Estados Unidos que vive en Oregon, ya porte con orgullo una playera de Gallos Blancos cuando apenas tiene cinco horas de estar en la ciudad.

En la mesa de entrada del bar, ubicado en las inmediaciones del colegio San Javier, se puede observar a cinco hombres con piel blanca, portando playeras de equipos de futbol o deportivas, sonriendo ante las preguntas que se les hace sobre sus equipos predilectos del país de origen, y la comparación (tal vez obligada) con los Gallos Blancos.

Los cinco extranjeros platican, intercambian bromas y ríen junto a otro aficionado a los Gallos Blancos que luce su playera aurinegra. Con Ramón, habitante de los rumbos de El Tintero, han acabado de conocer la historia del equipo… y una que otra palabra propia del lenguaje del mexicano.

Aston Villa, Rangers, Kilmarnock y Oregon ‘confluyen’ en… Gallos Blancos

Ellos han aprendido a hablar el español, incluyendo toda clase de expresiones e insultos. Se escucha su particular pronunciación cuando dicen palabras como “chingo” o “se armaron los madrazos”.

Así como John porta la playera del Rangers escocés, Mike hace lo propio con la de la selección de Inglaterra. Adrian manifiesta que es seguidor del Aston Villa (que juega en la ciudad de Birmingham) e Ethan sigue al equipo de Oregon en la MLS. Adentro del bar, Kenny trae puesta la playera del Kilmarnock.

Pero los une la afición por los Gallos Blancos. Expresan su preocupación porque Monarcas Morelia pudiese contratar al goleador Carlos Bueno, quien les gustaría que regresara al equipo comandado ahora por Carlos de los Cobos.

Difieren sobre Liborio Sánchez, y señalan a los extranjeros que ya no regresarán al equipo (Vitti, Alemanno y Daley Mena). Mientras se ‘evaporan’ las Victorias y Modelos, también hablan sobre la situación política de México, su perspectiva sobre el papel de los jóvenes en este proceso electoral, y la tranquilidad que les implica vivir en la ciudad.

Conforme transcurre la conversación, la música de Paulina Rubio y otros cantantes de pop se escucha en el interior. La noche ha comenzado en el canta-bar. El aire mueve las ramas de los árboles que están sobre el camellón de avenida Universidad.

John Linden, quien se casó con una mujer queretana hace más de cinco años, continúa expresando su pasión por el futbol, y como el gusto por los Gallos Blancos comenzó por identificarlos como unos ‘guerreros’ en la cancha, sinónimo del equipo de sus amores en Escocia.

 

 

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba