Información

Calavera política «Pleito resuelto»

Del panteón venía Aguilar

de enterrar a Diego Foyo,

quien por del calvo dudar

se quedó al fondo del hoyo

 

 

Ya mero llegaba el Marcos

a chambear desde temprano

sin embargo allá en Los Arcos

alguien le tendió la mano

 

Era una mano huesuda

blanca con tantito azul

su dueña era testaruda

y salió desde un pirul

 

“Señorito diputado

deténgase ahí dónde está

que por encolerizado

al infierno llegará”

 

El pobrecito panista

palidito se quedó

y después cada revista

su triste muerte anunció

 

(Eduardo Martínez)

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba