Información

Callar o perder el trabajo

Por: Mariana Chávez

De acuerdo con Elizabeth Gutiérrez López, investigadora de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) con especialidad en el tema de acoso laboral físico y psicológico, los trabajadores se hacen cómplices de su acusador por miedo a perder el trabajo y “prefieren callar y ver las cosas como muy natural, cuando realmente no es así”.

Como parte de una investigación, entrevistó a empleados de ocho centros de trabajo ubicados en el municipio de Querétaro y en Celaya, Guanajuato –entre éstos, instituciones de educación superior y hospitales– y detectó la aplicación de estrategias de maltrato verbal, moral y descrédito para los trabajadores de parte de su jefe o de sus propios compañeros con la intención de que renuncien al puesto laboral.

Entre esas estrategias se destacan desacreditar su capacidad laboral, limitar la comunicación, cambiarlos de adscripción y comprometer su salud a través de una agresión física. Eso provoca en el trabajador baja autoestima, depresión y baja productividad, una situación que es frecuente en las empresas de Querétaro.

En la planta de Samsung que se ubica en el municipio de Querétaro (en los límites con el estado de Guanajuato) trabajan cinco mil personas que fabrican refrigeradores y lavadoras. Esta compañía tiene 23 proveedores.

Algunas de estas empresas están ubicadas en la misma planta como si se tratara de una compañía más de Samsung, como Sam Won, que incluso tiene el mismo domicilio.

En todo el estado hay 17 mil empresas, de las cuales más de 800 son de inversión extranjera. La población económicamente activa (PEA) está integrada por más de 400 mil personas.

La Secretaría del Trabajo registró 13 mil procedimientos jurídicos en lo que va del año por diversas violaciones a los derechos de los trabajadores.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba