Información

Cambios de uso de suelo provocarán inundaciones en Huimilpan

El Ayuntamiento de Huimilpan autorizó que más de 2 millones de metros cuadrados de tierras que tenían diferentes vocaciones como protección ecológica y de cuerpos de agua ahora puedan usarse para construir viviendas y comercios.

El pasado 21 de junio, en sesión ordinaria del cabildo del Municipio de Huimilpan, se aprobaron tres cambios de uso de suelo a favor del empresario Rafael Herrera Fernández, lo que provocó una alteración al Plan Parcial de Desarrollo Urbano Lagunillas-La Galera, pues 2 millones 52 mil 140 metros cuadrados pasaron de ser áreas protegidas bajo diversos conceptos a tener un uso de suelo habitacional y comercial.

Estas autorizaciones generarán riesgos de inundaciones, abatimiento del acuífero y el número de vehículos que circulan por la carretera estatal 400 -la cual rodea el parque nacional Cimatario- se incrementará 29.5 veces cuando el desarrollo esté habitado en su totalidad.

En la sesión ordinaria de cabildo número 084, dentro del quinto, sexto y séptimo punto de la orden del día, se aprobaron por mayoría de votos estos cambios de uso de suelo; por todos ellos el empresario debió pagar un total de 4 millones 968 mil 785 pesos.

El primero fue para el terreno ubicado en exhacienda Lagunillas, que actualmente tiene un 70 por ciento de uso de suelo como Protección Agrícola de Temporal (PAT); 10 por ciento Habitacional Rural Comercio y Servicios (HRCS); y 20 por ciento Cuerpos de Agua (CA).

Con este cambio, ahora el 81 por ciento de esta tierra tendrá una vocación habitacional de hasta 100 habitantes por hectárea; 13.5 por ciento habitacional, de hasta 300 habitantes por hectárea y 5.5 por ciento de Comercio y Servicios (CS), en una superficie de un millón 730 mil metros cuadrados.

El segundo cambio fue para un terreno ubicado en exhacienda Lagunillas de la localidad de Salto del Mirador, el cual tenía uso de suelo de 50 por ciento como Protección Agrícola de Temporal (PAT) y 50 por ciento Protección Ecológica Protección Especial (PEPE) que fue cambiado a habitacional, para hasta 100 habitantes por hectárea en una superficie de 97 mil 740 metros cuadrados.

Finalmente, en el caso del último terreno también ubicado en exhacienda Lagunillas, que tenía un uso de suelo de 50 por ciento Protección Ecológica (PE) y 50 por ciento Protección Ecológica Agrícola (PEA), este fue cambiado por habitacional para hasta 100 habitantes por hectárea en una superficie de 224 mil 400.00 metros cuadrados.

Riesgo de inundaciones y abatimiento del acuífero

Los estudios de impacto urbano y ambiental elaborados por Javier Ochoa Chávez, con número de registro al padrón de prestadores de servicios ambientales SEDESU/RPPSA/369-12, señalaron que se encontraron elementos de impacto de alta significancia, relacionados a la modificación de la estructura del suelo; lo cual también se relaciona con los impactos asociados al desarrollo urbano.

Sobre la modificación del ambiente, señaló: “Al inicio de las operaciones del proyecto, habrá efectos sobre las condiciones de circulación, vialidad y transporte [que] no serán perceptibles, sin embargo, conforme se incremente el nivel de ocupación, sus efectos se verán reflejados en la modificación de los niveles de servicio de las vialidades que dan acceso”.

Estos estudios señalan que la modificación de la cubierta del suelo reducirá la superficie disponible para la recarga de acuíferos y, aunque el sitio del proyecto no es de captación, se contribuye al abatimiento del acuífero por la explotación de agua a través de pozo. También señala: “Incide en la modificación de los patrones de escurrimiento de la cuenca, por lo que deberá ponerse especial cuidado al estudio de hidrología superficial y control de avenidas que permitan un diseño adecuado para el manejo de la escorrentía”.

Debido a esto, se debe “considerar el criterio de riesgo hidrológico para futuros proyectos que pretendan localizarse en las partes altas, ya que los efectos de la alteración de la zona alta repercutirán en riesgos de inundación a las zonas bajas”, señala el estudio.

El proyecto que se pretende realizar en el lugar mencionado se define como “residencial campestre de baja densidad habitacional” para “evitar el arrastre del suelo por motivo del escurrimiento pluvial sin control, tanto del área del proyecto como de los predios colindantes se construirán los sistemas de drenaje adecuados que faciliten el flujo continuo de dichos escurrimientos durante su desalojo”.

Además, de acuerdo al estudio hidrológico realizado por la empresa Gestión de Cuencas y de los Recursos Hídricos Consultoría en el recorrido de campo y en imágenes de satélite se observó un pequeño bordo, el cual se podría adecuar para generar la regulación de los caudales excedente a presentarse por la modificación de caudal que se tendrá debido al desarrollo que se pretende generar dentro de este predio. Por lo anterior se recomendó conservarlo como parte de las obras de protección y control pluvial.

Flujo vehicular aumentará 29.5 veces

El estudio de impacto vial fue realizado por Sole Ingeniería Vial, M. en Ing. De Transito. En este se señala que la carretera Querétaro–Huimilpan, en su intersección con el camino a Lagunillas, registra actualmente el mayor flujo promedio en horario máximo, el cual es de 119 vehículos en sentido de circulación a Huimilpan, lo cual traducido en vehículos diarios significan 992 unidades.

Sin embargo, se estima que el nuevo desarrollo habitacional generará 3 mil 515 viajes en la hora de máxima demanda, es decir, en el momento en que ya se hayan desarrollado las viviendas en todos los lotes, el flujo vehicular se incrementará 29.5 veces.

Debido a lo anterior, a mediano y largo plazo será necesario considerar la ampliación de la sección transversal de la carretera Estatal 400 a cuatro carriles con camellón central de 5 metros, en su intersección con el camino a lagunillas. Lo anterior con el fin de reducir el deterioro en el nivel de servicio que se registrará en la intersección debido al incremento del tránsito.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba