Información

Campañas electorales no necesitan ser reguladas en Internet, señala académico

Por Abril Suárez Romero

No es necesario ni recomendable aplicar algún tipo de censura o regulación en la Internet con respecto al tema de la promoción o difamación de los candidatos en tiempos electorales, manifestó Germán Espino Sánchez, doctor en Ciencia Política por la Universidad Autónoma de Barcelona y autor del libro El nuevo escenario de las campañas presidenciales.

El catedrático de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro explicó que hasta ahora sólo en los países “más autoritarios y antidemocráticos” del mundo se han realizado controles que censuren eficientemente la información de la Internet; para ello han implementado operaciones “gigantescas”, han censurado sitios “completos” como Google, YouTube, entre otros.

“Lo que no se puede hacer eficientemente es censurar sólo unos videos de YouTube, lo que se puede llevar a cabo es proscribir por completo los portales de videos como YouTube en un país. Para que sea efectiva, la censura tiene que ser masiva y ello significa afectar profundamente la Internet y la vida de los usuarios”, advirtió.

De acuerdo con el autor del libro La república del escándalo: política espectáculo, campañas negativas y escándalo mediático en las presidenciales mexicanas, el impacto de los videos “negativos” no es “tan importante” como para obligar a censurar toda la Internet.

En este sentido, añadió que en la mayoría de los casos los políticos sólo visualizan a la Internet como un canal de propaganda, como muchos otros.

Sin embargo, el especialista en marketing político aclaró que la Internet tiene potencial para ser mucho más que un canal de propaganda.

Espino Sánchez manifestó que los medios en Internet tienen tantas aplicaciones y “tan diversas” que no son posibles de enumerar, además de que cada una de estas tipologías tiene su lógica y una legislación resultaría casi imposible de aplicar en la realidad.

“De entrada hay que explicar que la Internet no es un medio sino la plataforma para muchos medios. Después hay que insistir en que los medios tradicionales no funcionan en la Internet social de la misma forma que lo hacen off line.

“En la Internet social muchas personas, instituciones, grupos se autoconvierten en medios y a veces tienen más impacto que los medios tradicionales; por ejemplo, en Estados Unidos el blog PerezHilton.com tiene más seguidores que los medios tradicionales”, precisó.

Por otro lado, agregó, la arquitectura de la red ha sido diseñada como un sistema de carreteras libres para el tránsito de los usuarios, lo cual dificulta que un gobierno pueda controlar a los emisores.

Germán Espino indicó que es importante tener en cuenta que cuando una institución censura a un emisor, esto a menudo resulta contraproducente porque el caso llama la atención y el mensaje censurado se multiplica.

Esto ocurrió cuando en 2009 el IFE pidió a YouTube censurar algunos videos como el de “Rata y cursi”, y cuando fueron censurados este tipo de videos resurgieron en una gran cantidad de clones y todos ellos recibieron “mucha más atención” que el original.

“La campaña de Obama en 2008 fue como una nave espacial para ir a Marte”

En entrevista con este medio, el académico de la UAQ recordó lo que fue el éxito de la campaña de Barack Obama en 2008, en su intento por convertirse en el Presidente de los Estados Unidos.

“En la campaña del candidato afroamericano se concibió a la Internet como un espacio de encuentro, se permitió que la gente se empoderara de la campaña, que fuera la gente quien hiciera la campaña a través de la Internet social.

“La gente creó y difundió miles de videos de apoyo a Obama, estos fueron reproducidos más de 80 millones de veces; la gente creo grupos de apoyo en las redes sociales que congregaron más de cinco millones de usuarios que apoyaban a Obama; tenían una lista de correos electrónicos de 13 millones de usuarios, a través de estas cuentas se enviaron mil millones de mensajes.

“Así mismo también habría que hablar de cientos de blogs, wikis, portales de videos y fotos, etc. Digamos que la campaña de Obama es como una nave espacial para ir a Marte y las campañas de Internet de los políticos tradicionales son como ‘vochito’ para quedar atrapado en el tráfico de la ciudad”, expresó.

Germán Espino dijo que la campaña de Obama en la Internet tuvo un “profundo” impacto en el electorado, pero las campañas tradicionales de los políticos que sólo usan la Internet para difundir su propaganda no suelen tener importancia, por lo menos no como la televisión o la radio.

Manifestó que en países como México existen otros factores del contexto social; por ejemplo, sólo la tercera parte de la población es usuaria, en cambio el cien por ciento de la población tiene acceso a la televisión. Los políticos mexicanos no permiten que la gente se empodere y sólo usan a la Internet social para difundir su propaganda, es como hacer “perifoneo en un vochito”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba