Información

Centro Histórico: El comercio fuera de la norma; abusan del espacio público, señala INAH

Las plazas del centro histórico incumplen con el Reglamento de Imagen Urbana del Municipio de Querétaro al apropiarse de más espacios en la vía pública de lo que tienen permitido, un fenómeno que pese al compromiso de comerciantes establecidos no ha logrado arreglarse, manifestó Rosa Estela Reyes García, directora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Querétaro.

Las omisiones de los restauranteros incluyen apropiarse de un mayor espacio al que tienen autorizado —lo que limita la movilidad—, uso de inmobiliario no autorizado, alto volumen de sus bocinas, apropiación de azoteas, etc.: “parecen muy comprometidos [a cambiar la situación] y luego a la hora que vas, pues es un desmadre”, declaró la funcionaria.

En entrevista con este semanario, la representante de la instancia federal destacó que la aplicación de multas corresponde al Municipio de Querétaro y que desde el INAH se encargan exclusivamente de inspecciones, sin embargo, el personal con el que cuentan es limitado: “tenemos que verlo como de poquito en poco para que vayamos avanzando, pero en realidad es todo”.

Durante la entrevista, la socióloga destacó que los excesos de los restauranteros vulneran la movilidad: “ese abuso del espacio público por parte de los restauranteros se lo resta al peatón no solamente a sus propios comensales sino al peatón y no sólo a ellos, sino a los usuarios de capacidades diferentes”.

Compartió que en el jardín Corregidora han visto restaurantes que tienen la mayoría de sus mesas y clientelas afuera, mientras que el interior lo dedican a bodegas, algo también prohibido por norma: “tienes que tener capacidad para atender a tus comensales y afuera, puedes tener hasta el 50 por ciento de la capacidad, de modo tal que si llueve o hay alguna eventualidad puedas meter a tus comensales en tu espacio y ahorita estamos al revés”.

Y el problema se agrava por horas, ya que en las revisiones del INAH encuentran que conforme anochece los restaurantes sacan más sillas: “tienes 10 mesas al mediodía, tienes 15 y en la noche tienes 20, o sea, las mesas van subiendo conforme el día va pasando y no tenemos tantos supervisores como para estar ahí todo el día”, enfatizó. Lo mismo ocurre con las inspecciones a la música, pues los establecimientos tienen la música más alta de lo permitido.

La titular del INAH en Querétaro se refirió además a los casos de Chucho El Roto y 1810, ambos restaurantes que son señalados por ser ejemplo de apropiación del espacio público con sus vallas. Refirió que aunque se piensa que tienen una posición privilegiada, no es así y que ambos establecimientos tienen la disposición de regularizarse.

En tanto, Reyes García confirmó que La Josefa, otro restaurante ubicado en plaza de Armas, sí tuvo un procedimiento administrativo por la instalación de pendones azules esmeralda (que no van con la paleta de colores autorizada) y el cierre del portal: “es muy clara la ley, ellos son dueños del vuelo, pero no del suelo, no. Lo mismo con 1810, que también no podemos pasar por ningún lado, si no vas a comer”.  

Lamentable el operativo de MAV

En 2018, durante el gobierno municipal de Marcos Aguilar Vega, se llevó a cabo un operativo para poner orden en el jardín Corregidora, el cual consistió en retirar sombrillas de la plaza por incumplir la norma, situación que se repite ahora.

A pregunta expresa de qué ocurrió para que volviera el desorden, Reyes García reconoció que es algo que todavía lamentan, porque la falta de coordinación orilló a que los establecimientos se expandieran más: “le dimos al traste con una infraestructura que ya estaba pagada por parte del municipio y que ahora los comerciantes no han podido recuperar… lejos de haber ordenado, soltamos las riendas de alguna manera para que se desbordara aún más”.

Los trabajos se abandonaron por el distanciamiento con la administración municipal, sin embargo la comunicación se retomó y de manera reciente instalaron mesas conjuntas con comerciantes y el gobierno capitalino para proponer un proyecto de plaza modelo y de ahí repetir la experiencia en otras zonas. Esto incluye colores definidos, espacios delimitados e infraestructura similar. La siguiente reunión será estos primeros días de mayo.

A retrospectiva, Reyes García considera que los planes para poner orden al Centro Histórico estaban más avanzados hace cinco años, cuando incluso ya tenían colores definidos para los distintos espacios. Hoy la discusión parte casi de cero.

“La pandemia sí nos vino a retroceder o alentar este avance y con eso, pues se desbordó. Muchos negocios han sufrido las consecuencias de la pandemia y otros ahí se mantienen y están dispuestos a entrarle. En general hay buena actitud”, manifestó al tiempo que externó que pese a trabajar, han tardado más tiempo de lo que le gustaría.

Carritos, otro problema

Dentro del problema de la reducción del espacio público en el Centro Histórico, la directora del Centro INAH apuntó además a los carritos que se encuentran en andadores como el Libertad. Explicó que el problema particular es que tienen ciertas medidas autorizadas, pero al ofertar otro tipo de mercancía se extienden más.

“Por decirte un ejemplo, un carrito de muñequitas en el que terminas vendiendo tamales y estos carritos tienen otras características porque tienen abajo cosas de la humedad y cosas del fuego… no nosotros ya usamos todo para ti y luego lo abrimos y luego le ponemos nuestra mesita de estas plegables para poner nuestros chicles o nuestros dulces no. Ya no estás ocupando el lugar del carrito, ya estás ocupando un lugar adicional más la carriola, más el niño, etc.”, aseveró.

Tal como ocurre con los restaurantes establecidos, inspeccionar y aplicar sanciones corresponde a la administración municipal. Además del andador Libertad, el problema se repite en otras zonas como la plazuela Mariano de las Casas.

David A. Jiménez

Jefe de Información de Tribuna de Querétaro y reportero investigador del semanario desde 2014; me especializo en temas de política local y asuntos municipales. Maestrando en Ciencias Sociales en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), programa en el cual soy tesista sobre comportamiento electoral y reelección.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba